PORTADA AGENDA DISCOS LIBROS ENTREVISTAS DE GIRA FESTIVALES CULTURA INFO GENERAL
 
“Horacio Guarany
Que nunca calle el cantor
comentá + info
 
Guarany en el Luna Park, Año 2010. Foto Pao De Senzi

 

Ilustración Sebastian Grosso
 
Por Gustavo Grosso, 13.01.17
 

Las ausencias, el dolor que deja en el alma alguna causa perdida, la luna y sus formas, la pesca en el río, los paisajes litoraleños. También la poesía, el compromiso, la queja, la frase contestataria, luche, luche y no deje de luchar.  Todo tiene su lugar en la vida y la obra de Heraclio Catalino Rodríguez, nacido el 15 de mayo de 1925 en el chaco santafecino, cerca de Las Garzas. Dueño de una infancia tan apasionante como difícil, fue el anteúltimo de un total de catorce hermanos y el hijo de  un nativo de la zona bautizado como José Rodríguez y Feliciana Cereijo de Rodriguez nacida en León, España.

Alcanza con cerrar los ojos e imaginar a un adolescente escribiendo cartas para novias imaginarias, llegando a los 17 a Buenos Aires con lo puesto y un poquito más para ver qué pasaba con la suerte, para probar fortuna con el canto. Valió la pena (¿o valió la alegría?), de andar de acá y para allá, encontrando un lugarcito. Lo contrataron para cantar en una orquesta, y luego con otros músicos forma los Amerindios. Por entonces grabó su primer LP, en 1956, que incluyó temas que serían para siempre: Guitarrero, Regalito, No sé por qué piensas tú. Su espacio fue apareciendo un poco despu{es, cuando la canción de Ramón Ayala, El mensú, le abrió las puertas de la radiofonía, poniendo en marcha una carrera que se prolongó más de sesenta años.

“Andar los caminos no solamente significa cantar, sino vivir la vida”, dice el hombre, pionero de que exista el Festival de Cosquín, incansable autor de poesías en formato de canción, actor de cine por un rato para inmortalizar en “Si se calla el cantor” las experiencias de la explotación a los obreros, dueño de Guitarra de Medianoche, La guerrillera. En tiempos oscuros de la política argentina, a mediados de los 70, conoció el exilio, el silencio. Cuenta una biografía de Armando Tejada Gómez, que el Cabezón Guaraní lo llamaba desde España y le dictaba sus poemas, buscando un registro que terminó siendo una página central del cancionero folklórico. Amante de las buenas cepas, creó antes del exilio, en su casa del barrio de Coghlan el Templo del Vino, refugio por años de amigos y amaneceres.

Grabó 80 placas discográficas (sí, 80), y en las paredes de Plumas Verdes, su refugio cerca de Luján, exhiben más de 15 discos de Oro, 10 Platino; registró más de 600 canciones de la que es autor en música y letra o en alguna de esas dos; fue Premio Konex Platino en 1985 y Carlos Gardel a la trayectoria 2005, sus canciones fueron grabadas por cientos de músicos, más allá del folklore: Osvaldo Pugliese, Hugo del Carril, Roberto Rufino y, fronteras afuera,  Los Panchos, Naty Mistral, Camilo Sesto, Joan Manuel Serrat, Lucho Gatica, María Dolores Pradera y Los Sabandeños , entre tantos muchos.

“Si tengo que decirte algo, pueblo mio, no buscaré palabras, te digo simplemente que nunca te menti, quizas me equivoque, pero nunca te menti”, dice el autor de La Villerita, ese reclamo frente al abuso de las mujeres (Vuela vuela bien alto que no te alcancen, vuela que no te alcancen buitres de barro, esos que solamente tiran el carro, ocho cuarenta ¡hay que borrarlos!) En el lunfardo, el número "840" representa a los proxenetas que reclutan mujeres (mayores o menores de edad) para prostituirlas. El número 840 se refiere al del edicto policial que penaba dicha actividad. Íntegro en su compromiso, para Horacio Pueblo Guarany, “Cantar es vivir. La vida es un canto, una canción. Cuando uno canta está pariendo emociones, sensibilidades, está pariendo sentimientos. Es una forma de dar vida a la vida; cantar para mí es la vida misma”.

 
archivo títulos quienes somos media kit enviá tus gacetillas
seguinos
Los comentarios en las notas y/o coberturas realizadas en este sitio son de excusiva responsabilidad de quien los firma
info@boletinfolklore.com.ar /www.boletinfolklore.com.ar | ©Boletin Folklore - Derechos Reservados 1997
Dirección Pao De Senzi direccion@boletinfolklore.com.ar