PORTADA AGENDA DISCOS LIBROS ENTREVISTAS DE GIRA FESTIVALES CULTURA INFO GENERAL
 
 

Otras músicas
Frido ter Beek
"Me gusta mucha la música de Ginastera y el tango de ahora"

¿Entonces qué? es el primer disco argentino del saxofonista holandés. Lo presenta en Thelonious este viernes 1 de septiembre 

Foto: Lui Suarez
por Gustavo Grosso 30.08.2017

Frido ter Beek se movió desde sus comienzos como instrumentista, en la intersección de la música clásica y el jazz. Estudió saxofón clásico en el Conservatorio de Utrecht, donde se graduó como docente e intérprete y luego decidió estudiar jazz en el Conservatorio de Amsterdam. En septiembre de 2015, decidió cambiar su domicilio de Utrecht a Buenos Aires. Y se quedó en Argentina, donde además de encabezar su propio cuarteto, integra el trío Roseti Project. Ha tocado con prestigiosos músicos argentinos como Ernesto Snajer, Rodrigo Domínguez, Pepi Taveira, Mariano Agustoni, Alvaro Torres, la Boris Big Band y la FC Big Band de Daniel Camelo y Rodrigo Flores. También tiene un proyecto solista en el que combina la música con electrónica en vivo con instalaciones de imagen, mayoritariamente, también de su autoría.

¿Cómo comenzó tu vínculo con la Argentina, y por qué estás viviendo acá?

Frido ter Beek: -Mi primer viaje a Argentina fue en 1993 con un Cuarteto de saxos holandés, el cuarteto Kohinoor. Dimos varios conciertos en Buenos Aires - entre otros lugares, en el Salón Dorado del Colón-  y en Mar del Plata. Nos encontramos con un montón de músicos, saxofonistas (entre ellos María Noel Luzardo) y compositores (como Mario Cosentino, Salvador Ranieri). En 1995 volvimos y ahí conocí a mi actual esposa. Luego viajamos para acá con el cuarteto un par de veces más hasta el momento en que todo explotó en Argentina, en 2001. Mi esposa, Yamila Bavio, también  es saxofonista  -toca, entre otros proyectos, en un dúo con el marimbista Marcos Cabezaz- y  se mudó a Holanda en 2000. Varios años después, recién en 2014, decidimos mudarnos a Argentina.

Hace poco se editó tu disco "Entonces qué?" grabado en Buenos Aires. ¿Qué recorrido musical te propusiste en este trabajo discográfico?

FTB: -Son todos temas que escribí durante el último año y medio especialmente para mi grupo actual. La música no es muy complicada, o por lo menos mi intención es que no lo sea; yo espero que sea apreciada no solamente por un público de jazz. Mi idea es levantar el espíritu de la gente y conseguir que la energía que generamos también contagie al oyente.

¿Cuál es tu formación musical? ¿Por qué elegiste el jazz?

FTB: -Yo empecé de chico con la flauta dulce, después el piano, y luego la percusión. El saxo entró en mi vida cuando ya tenía 17 años porque me encantó el jazz, el jazz rock y la música más funkera como Earth, Wind & Fire… En toda la música de raíz afro-americana el saxo está muy presente.  Una noche en la tele dieron - sí sí, en esa época- un concierto de Art Blakey and the Jazzmessengers, con Bobby Watson y Bill Pierce en saxos. Me quedé convencido al toque. Un rato después, me encontré también con la música contemporánea. Y escuché por primera vez un cuarteto de saxos cuando tenía más o menos 19. ¡Q qué experiencia! Un año después empecé mi carrera en el Conservatorio de Utrecht con el profesor que vi tocando en este cuarteto, Ed Bogaard y estudié saxo clásico (entonces contemporáneo) por muchos años.  Pero no me olvidé de mi primer amor y en un momento volví al conservatorio para estudiar jazz con Ferdinand Povel, un gran saxofonista, capo total. Muchos años toqué las dos cosas pero ahora me dedico exclusivamente al jazz y me gusta mucho.

¿Escuchás música argentina? ¿Qué te interesa particularmente?

FTB: -Me gusta mucha la música de Ginastera. Y el tango de ahora, tocado por Diego Schissi o Juan Pablo Navarro. Y soy un fan de Ernesto Snajer, que combina muchas cosas en su propia manera, que realmente me encanta. Y hay muchos buenos músicos de jazz acá. Tengo la suerte que tres de estos tocan en mi cuarteto. En los años noventa grabé un disco, "Lucubraciones", con música contemporánea argentina, muy lindas las composiciones. Ese disco podes encontrar y escuchar en https://kohinoorsaxophonequartet.bandcamp.com

Estás trabajando en cinco proyectos musicales en Buenos Aires e incluso, aun formás parte de proyectos musicales diversos en Europa. ¿De qué se tratan, tanto los de acá como los de allá?

FTB: -Bueno, tengo mi propio cuarteto, con Ramiro Penovi, Diego Wainer y Claudio Risso. Tengo un trío que se llama Roseti project con Francisco Salgado y Matías Coulasso. Nuestro primer disco va a salir en octubre y lo presentamos el 6 de octubre en Roseti. También las composiciones son mías, pero la música es muy distinta, con muchos efectos electrónicos e improvisación libre. Mi tercer grupo también es un trío, dos saxos y contrabajo (con el joven talento de Seba de Urquiza y una silla cambiante para el saxo tenor: ya tocamos con Pablo Moser, Rodrigo Domínguez y Juani Mendez). Con este trío, que se llama Monk etc. tocamos arreglos (mios) de la música de Thelonious Monk, Charles Mingus y Ornette Coleman. Los otros tres grupos en lo que toco son el quinteto de la violinista Sophie Lüssi, el cuarteto La pesada herencia del batero Camilo Zendner y el Julián Solarz grupo. Con Julián recién grabamos un disco que va a salir en marzo o abril. Son todos grupos muy diferentes de estilos, pero todos me gustan muchisimo!
En Europa todavía tengo dos grupos en lo que toco cuando estoy allá, y los dos se dedican al acompañamiento de las películas mudas (con música en vivo). En uno de esas formaciones, que se llama The Sprockets, cada nota que tocamos está escrita y sincronizada milimétricamente con la película que acompañamos. En el otro, que se llama Silent Live, sólo improvisamos  y nada está arreglado. Yo quiero intentar traer este grupo a la Argentina el año que viene.

Además del cuarteto, integrás la formación Roseti Project ¿Qué músicas hacen?

FTB: -Roseti project es un trio con Francisco Salgado en trombón y Matías Coulasso en batería y efectos electrónicos. Yo también toco el saxo (en este grupo en particular el barítono) conectado a pedales de efectos. Nuestro primer disco va a salir en octubre y lo presentamos el 6 de octubre en Roseti. Las composiciones son mías, la música es bastante salvaje y quilombera, con mucho lugar para improvisación libre.

Otra de tus pasiones es la pintura ¿Qué descubriste a través de esa forma de arte?

FTB: -Pinto muy muy poco últimamente, no puedo hacer todo, lo cual es una lástima para mí. Pintar es como componer música: paso por paso construís algo, hay tiempo para tomar decisiones, o al contrario no hacer nada, o empezar de nuevo por otro camino, otra perspectiva… no es como la música en vivo, en lo que todo pasa 'in the blink of an eye’, por el momento.

¿Caminás las calles de Buenos Aires? ¿Qué diferencias y qué similitudes tienen con tu Holanda natal?

FTB: -Las veredas son incomparables (risas) y si tenés un semáforo verde acá, te pisan igual… allá todo es más prolijo, pero acá hay más diferencias, y las mujeres de Buenos Aires son mucho más lindas…

Se viene la presentación de tu segundo disco solista y el primero grabado en Argentina. ¿Entonces qué?

FTB: -Qué orgullo! Espero que venga mucha gente… Voy a tocar todo que tengo. Primero de septiembre, 23:50 hs en Thelonious Club (Palermo, Esquina Salguero y Guemes).


 
+Entrevistas

Cuarteto 
Frido ter Beek
presenta "Entonces qué?"
Primer álbum argentino del saxofonista holandés 
junto a RAMIRO PENOVI (guitarra eléctrica), DIEGO WAINER (bajo eléctrico y contrabajo) y CLAUDIO RISSO (batería).
en vivo: viernes 1º de septiembre 23:50 hs
en Thelonious Club - Jeronimo Salguero 1884 - Piso 1º (esquina. Guemes), CABA

archivo títulos quienes somos media kit enviá tus gacetillas
seguinos
Los comentarios en las notas y/o coberturas realizadas en este sitio son de excusiva responsabilidad de quien los firma
info@boletinfolklore.com.ar /www.boletinfolklore.com.ar | ©Boletin Folklore - Derechos Reservados 1997
Dirección Pao De Senzi direccion@boletinfolklore.com.ar