PORTADA AGENDA DISCOS LIBROS ENTREVISTAS DE GIRA FESTIVALES CULTURA INFO GENERAL
 
Nadia Szachniuk
"La vida tiene muchos misterios que aún no comprendemos"
La intérprete habla sobre su nuevo disco, “Luna atrás”, que presenta el 11 de mayo en el espacio porteño de Hasta Trilce.
 
Foto: Cristina Arriagada
por Gustavo Grosso,13.04.2017

Nadia Szachniuk  nació en Salta, pero camina los barrios de Buenos Aires desde 2001. Es cantante y musicoterapeuta, estudió canto con diversos maestros particulares y realizó la Carrera de Música Antigua (en la especialidad canto) en el Conservatorio Municipal Manuel de Falla. Integra el Coro Nacional de Jóvenes desde el 2004. Se dedica al canto lírico, coral y popular desde muy joven, explorando distintos estilos dentro del folklore, el jazz, músicas del mundo, música contemporánea y barroca. Szachniuk es docente titular de canto de la Licenciatura de Música argentina en la Universidad Nacional de San Martin y se desempeña además, como docente particular de canto. En 2011 grabó su primer disco Vidala junto a Eva Sola, con la participación del guitarrista y compositor Juan Falú y el percusionista Facundo Guevara. Esta obra fue premiada con el Premio Gardel en la categoría “Mejor Álbum Nuevo Artista de Folklore 2012”. Ahora está presentando su segundo trabajo discográfico, y de eso nos cuenta en esta charla.

¿Por qué grabaste Luna atrás? ¿Qué contiene este trabajo discográfico?

Nadia: -Luna Atrás es el resultado de un proceso personal largo, de muchas preguntas sobre mi posición como cantante intérprete, de pocas respuestas, de búsqueda creativa respecto de una inquietud, un material, de exploración de la voz y mucho estudio, de altibajos emocionales, de una enfermedad en un oído que me dejó sorda por un tiempo, y tuve que aprender a estar en un silencio interior muy ruidoso que se convirtió en música. Todo mi recorrido por diferentes géneros musicales, diferentes experiencias corporales, fueron alimentando el deseo de cantarle a la noche. Me basé en una selección de canciones de cuna que recopilé a lo largo de más de 15 años, y que secretamente ya estaban conformando un disco, o algo más que un disco. Porque al pasar de los años me fui encontrando con poesías, textos alusivos a la noche, a las nanas (García Lorca, Gabriela Mistral), al sueño (Octavio Paz, Borges), al desvelo, a la ternura y al enojo, que  fueron llenando de contenido este trabajo.

Además, en la gestación del disco y sobre todo en los  arreglos, encontramos con mis compañeros Alejandro Starosielski y Bruno Moguilevsky, un modo muy lúdico y desafiante de elaborar y atravesar las canciones. Entonces Luna Atrás también es un triunfo grupal. Un trabajo amasado por los tres, y por toda la familia circundante de amigos, parejas y familiares que nos apoyan, ayudan, acompañan con un cariño agradecido. Todo esto conforma Luna Atrás, y será parte también del concierto de lanzamiento el 11 de Mayo en Hasta Trilce, para el que estamos preparando una  poética puesta en escena, donde cruzaremos textos con canciones e intervenciones teatrales.

Sos de Salta, tierra atrapada por la música, por los sonidos de la naturaleza ¿Cómo son las noches salteñas? ¿Cómo es allí la luna?

Nadia: -Salta es para mí, después de tantos años de vivir en Capital Federal, un lugar al que vuelvo internamente todo el tiempo. Llevo los paisajes, las noches, las tonadas, los cantos, las carcajadas todo junto en mi memoria como un espacio/tiempo que me alberga lleno de poesía, y es siempre fuente de inspiración. Por una vez, yo salteña, voy a robarle una estrofa a los tucumanos, para cantarle a la luna: "En algo nos parecemos /Luna de la soledad /Yo voy andando y cantando /Que es mi modo de alumbrar". 

Sos maestra de canto... ¿Qué se aprende cuando se enseña?

Nadia: -Se aprende mucho enseñando porque se precisa desarrollar agudeza en la observación, y una comprensión profunda de los mecanismos y procesos íntimos del propio aprendizaje para poder transmitir claramente y ofrecer al otro una mirada valiosa sobre lo que se estudia. Enseñar es estudiar en uno mismo, luego observar al otro con una perspectiva propia, lo más sincera y frontal posible, y nutrida por la formación o estudios transitados. Y luego hay que saber soltar lo que se ofrece, para que el otro florezca a su tiempo y con sus formas.

¿Cómo eran los sonidos de tu infancia? ¿Qué músicas escuchabas cuando eras niña y guardaste para siempre?

Nadia: -Vengo de una casa muy musical, muchos cantores, aunque no tuve ningún familiar que fuera músico de oficio, salvo mi hermana menor, con quien compartimos muchísima música y la pasión por el canto.
En mi casa, y en la de mis abuelos y tíos, nos criamos cantando y escuchando todo tipo de música: música clásica, folklore, pop, rock internacional... Lo más fuerte fueron las influencias del folklore salteño de la línea del Cuchi Leguizamón, Manuel Castilla, Miguel Ángel Pérez, el Dúo Salteño, Melania Pérez, Los Fronterizos, Mercedes Sosa, Falú y Dávalos. Maria Elena Walsh, Ruidos y Ruiditos, Los pitufos, Serrat, Sting, Luis Miguel... Pero además, una larga tradición coral (canto en coros ininterrumpidamente desde los 7 años hasta la actualidad), me dio acceso a muchísima música universal de todo tipo. Conservo el amor por el canto a varias voces...

¿Qué se logra construir a través de la música, del arte?

Nadia: -La música (y el arte - o cualquier expresión humana genuina-), es una construcción de la cultura que a su vez construye cultura. Nos aporta referencias identitarias que nos sostienen como individuos en una sociedad, en un contexto. Nos permite pertenecer, una vez que nos identificamos con ella. Pero no sólo tiene esa gran tarea y función. Yo creo que todo lo que vibra, está dotado de vitalidad o al menos transmite vida por ser movimiento. Y la vida tiene mucho misterio que aún no comprendemos, (y no sé si es comprensible), al menos no con la mente. Entonces la música, es igualmente misteriosa y se mete entre los huesos y te emociona, te hace cantar, bailar, reír, llorar. Así que en ese aspecto la música construye felicidad en los seres que la disfrutan vibrando con ella. 

¿En qué lugar se mezclan el canto lírico y la música popular? ¿O será que la música es una sola?

Nadia: -La música es una sola, o, dicho de otro modo, es todas las músicas. Pero luego existen los diferentes estilos / géneros / especies, con sus recursos y desarrollos estilísticos específicos. Es preciso conocer y estudiar (formal o informalmente) cada estilo para dominarlo.  Conocer el lenguaje, los paisajes y contextos de cada repertorio. Eso va configurando un camino personal donde la búsqueda técnica en el instrumento se adapta al interés estilístico, y viceversa. Y allí es donde se separan los caminos muchas veces. Entonces, lo lírico y lo popular en el canto por ejemplo, se encuentran en la necesidad de una técnica vocal que de base es la misma, pero luego se especializa y desarrolla en un estilo o en otro. En mi caso, al tener la doble formación y la doble inquietud, estoy todo el tiempo usando recursos de ambos lenguajes, "cruzando" los estilos, por decirlo de algún modo...

 

 
+Entrevistas
 
Nadia Szachniuk presenta "Luna Atrás" +info
21 hs Hasta Trilce
Maza 177, CABA
Entrada: $170
Acerca de Luna atrás
Luna atrás es el segundo trabajo discográfico de la cantante salteña Nadia Szachniuk en el cual la artista, en este caso en formato trío, junto a Bruno Moguilevsky en piano, rhodes y sintetizadores y Alejandro Starosielski en guitarras, interpreta un repertorio de canciones propias y ajenas con un tema en común: La Noche.
Este nuevo material discográfico está basado en una recopilación de canciones de cuna, arrullos, nanas y canciones nocturnas de diversos orígenes y autores, realizada a lo largo más de 15 años por Nadia Szachniuk. Reúne composiciones de Juan Falú, Roberto Yacomuzzi, Gustavo "Cuchi" Leguizamón, Edu Lobo, Dominic Miller, Sting, Robert Wyatt, César Isella y Juan Pablo Piscitelli, entre otros. Además, incluye composiciones de la artista entre las cuales se encuentra Oruga, compuesta por ella en letra y música, y el poema Luna atrás, que fue escrito por Szachniuk para la obra de Claude Debussy “Beau Soir” y le da el nombre este disco.
Los arreglos, realizados por Nadia Szachniuk en conjunto con Bruno Moguilevsky y Alejandro Starosielski, transitan y revelan las influencias que la cantante tiene de diferentes géneros y estilos musicales, tanto académicos como populares.
En este sentido cabe destacar la traducción y valiosa adaptación que la cantante hizo de la obra Canción de cuna para un niño ansioso, compuesta por Sting y Dominic Miller, y por la cual la artista fue convocada por Miller a participar de su concierto en Argentina en 2017. Luna atrás cuenta con la participación de destacados artistas invitados: Facundo Guevara en percusión, Marcelo Moguilevsky en vientos, Santiago Segret en bandoneón e Ignacio Vidal Chedufau en coros y producción artística.
El álbum reúne un exquisito arte gráfico desplegable, diseñado por Ignacio Vidal Chedufau, y poesías, seleccionadas por Nadia Szachniuk, que armonizan con el propósito de la obra. Se trata de un disco conceptual y de autor que requiere una escucha atenta; sugiere un universo sonoro onírico, dulce y enigmático para las noches de quienes cantan, oyen y contemplan los tesoros de las sombras en su desvelo.
archivo títulos quienes somos media kit enviá tus gacetillas
seguinos
Los comentarios en las notas y/o coberturas realizadas en este sitio son de excusiva responsabilidad de quien los firma
info@boletinfolklore.com.ar /www.boletinfolklore.com.ar | ©Boletin Folklore - Derechos Reservados 1997
Dirección Pao De Senzi direccion@boletinfolklore.com.ar