PORTADA AGENDA DISCOS LIBROS ENTREVISTAS DE GIRA FESTIVALES CULTURA INFO GENERAL
 

Ángela Irene y Lucrecia Rodrigo juntas en Córdoba
El sol pampeno alumbra dos generaciones

Las cantoras presentarán un espectáculo en donde cada una abordará un repertorio cercano a la raíz de su tierra. La cita es el sábado 1 de julio en Cocina de Culturas
 
Foto: Prensa
por Pao De Senzi 27.06.2017

Son dos cantoras pampeanas, de generaciones distintas pero con la misma idea: La de recorrer el rico cancionero de su tierra, la poesía y la historia de un territorio vasto, de características especiales, por las largas extensiones que cobija ese paisaje árido,  solitario y –siempre- bello. La diferencia está en las vivencias personales. Una, conoció y vivió en carne propia la época de los grandes poetas. La otra los tomó y asimiló de pequeña, una generación más tarde. Ángela Irene lleva más de cuatro décadas sobre el escenario y lo celebró este año en el Festival de Cosquín. Lucrecia Rodrigo debutó con un aplaudido primer disco, a fines del 2016.

No hace mucho, la raíz poética de La Pampa se ha dado a conocer un poco más, gracias a las nuevas generaciones de músicos que incluyen en sus propuestas  algunas obras de compositores como Edgard Morisoli, o Juan Carlos Bustriazo Ortiz. También, la historia del Río Atuel, oculta por años, dejo atrás años de oscuridad  y entregó una maravillosa historia de lucha y compromiso, fuente de nuevas composiciones. Ese Atuel que falta de este lado y queda encerrado en los espejos de agua mendocinos, ha sido también motivo de inspiración a esos poetas que este sábado Lucrecia Rodrigo y Ángela Irene  traen a Córdoba.  

La propuesta, original desde el hecho de abordar un cancionero que poco se escuchar en vivo en estas latitudes, también será interesante porque más allá del talento individual, estas cantoras son representantes de la música de su tierra. Lucrecia abordará el repertorio de Natural, su primer disco, mientras que  Ángela recorrerá el que ha llevado a los grandes escenarios a través de sus  cuatro décadas con el canto. La cita es el sábado 1 de julio en Cocina de Culturas.

Ambas son de La Pampa,  y el repertorio que abordan tiene que ver con esa tierra. Sin embargo las generaciones son distintas. ¿Qué tomo cada una de ustedes de ese repertorio, y como les ha llegado esa información?

Ángela: -Efectivamente, las dos transitamos el paisaje de La Pampa en diferentes momentos, con unos cuantos años de diferencia. Cuando yo participaba en la creación del Cancionero Pampeano, en el mítico “Temple del Diablo”, con los poetas pampeanos  Bustriazo Ortiz, Ricardo Nervi, Morisoli, etc, se cantaban las canciones del Bardino,  el dúo Sombrarena,  Mareque, Lucrecia no había nacido. Mis compañeros,  Delfor Sombra,  Guri Jaquez, musicalizaban los temas que ahora canta ella.  Ese cancionero estaba naciendo. Cuando salí a los circuitos artísticos del país formé un repertorio con las nuevas canciones que se creaban a nivel nacional: Zambas, milongas, alguna chacarera. Siempre guardé un espacio para la canción pampeana.  Lo poco que llegaba. Y siempre la poesía.- Lucre convivió con esa música siempre.

Lucrecia: -En lo personal, cuando me fui de mi tierra hace 18 años, me encontré en Córdoba con una variada mezcla de regiones y mi cabeza en ése momento se abrió a eso y conocer cosas del norte, de cuyo, del litoral etcétera, que durante un tiempo me acompañaron. Pero desde hace un par de años atrás me encuentro en un momento de serenidad, de observación y maduración general es decir como mujer y claro musicalmente ya  q no soy una sin la otra y me conecté con mi raíz primera, la necesidad de volver todo el tiempo, y a veces lo que mejor  acorta esa distancia es la canción. La gente también me demostró que hay  una necesidad de escuchar otras cosas,  la simpleza,  la poesía,  bailar otras danzas, escuchar otros estilos, en un lugar como Córdoba por ejemplo que es centro  geográfico  donde se encuentran  diversas culturas,  y costumbres de todo el país.

Creo que la música  inevitablemente nos permite mostrarnos tal cual somos y eso me pasa cuando canto una huella, una milonga, o una zamba de autores pampeanos. La pampa tiene tremendos poetas, la pampa es poesía, ¿cómo no cantarle? si en los ojos tengo la imagen del camino de vuelta y eso mismo me pasa cuando cierros los ojos y canto. Mi primer disco incluye entre otras cosas  autores y estilos pampeanos, para mí fue un gran desafío y una necesidad desde el lugar donde hoy vivo presentar  obras de mi provincia que de a poco la gente que nos escucha y aún no conoce estas obras pueda escucharlas. Es una gran responsabilidad que  trato de asumir con todo respeto.

Cómo surge este encuentro entre ustedes? Qué sabe cada una de la otra? Qué toma cada una de la otra?

Ángela: -Nos conocimos en Cosquín, en un invierno de peñas.  Poco sabía de ella. Y como era lógico, la invité a cantar una huella conmigo. Me identifiqué con su búsqueda, sus sueños, su alegría, sus ganas, la frescura de su juventud,  su empecinada voluntad de cantar la música que la identifica. Y sobre todo tuvo que ver con lo humano, con eso que llamamos “piel” y que hace que abras tu corazón a una relación sin condiciones.- Hay una historia idéntica. Ir por los sueños y asumir la distancia, el desarraigo y la nostalgia.- Desde La Pampa

Lucrecia: -Ángela me invito a compartir y cantamos juntas en varias peñas y de ahí quedó una linda amistad. Hasta que un día me surgió la idea de invitarla a Córdoba para hacer un show juntas con más tiempo y como soy impulsiva ahí nomás la llame y ahí nomás dijo ¡SI!. Justamente creí que sería hermoso poder juntarnos, dos pampeanas, de generaciones distintas a compartir en un punto de encuentro como Córdoba, pero sin olvidar nuestro punto de partida. Admiro mucho a Ángela su larga trayectoria, su labor ininterrumpida en la música, acompañada siempre de tantos grandes, que invitarla a compartir conmigo es un momento hermoso en mi carrera también porque de ella tomo la perseverancia, y su humildad de decirme que sí, de arrimarse a compartir sin intereses. Lo bueno de ser generaciones diferentes es que podemos nutrirnos de experiencias distintas cada una de la otra, de la forma de trabajar y ver las cosas, porque ambas comenzamos nuestra carrera en diferentes épocas,  con distintas herramientas, de distinta manera  pero la esencia es la misma, el amor a nuestra música. ¡Cuando ella comenzó yo no había nacido! Por eso es tan importante para mi poder hoy juntarnos y compartir experiencias, aprender en mi caso mucho de ella.

A la música de la mitad del país hacia el sur le cuesta entrar en el círculo de la difusión. ¿Lo creen así? Cual sería (en su opinión) la manera de que se visibilice todo lo que se hace en esa región?

Ángela: -Cierto es que no ha llegado nuestra música a los grandes públicos. Nunca lo hablé con Lucrecia. Pero yo pienso que los artistas pampeanos, en general, pelean solos contra el Pampero,  porque no tienen apoyo de su provincia para difundir su obra. Y lo afirmo convencida, viendo como otros  colegas nacionales son sostenidos en sus primeros  pasos por sus Direcciones de Cultura o entes parecidos, ya sean municipales o Provinciales, que se enorgullecen de los logros  de sus artistas.

Lucrecia: -¡Qué difícil es responderte esto!, pero sí, creo que hay una desconexión en general de todo lo que sucede de la mitad del país para abajo. Desde lo personal  por ejemplo en  la conferencia de prensa de este año en Cosquín  luego de que bajé de tocar varios medios  me preguntaron  tímidamente “Cual era la problemática del Atuel”. (Problemática que tiene más de 80 años). Entonces eso me hizo pensar en todo, pensemos en la difusión en general de la mitad del país hacia el sur, no sólo de la música, todo lo importante que sucede o que tiene toda la región patagónica y de la mitad para arriba muy pocos lo saben. Te respondo con preguntas: ¿cuál será el factor?; ¿por qué tantas cosas quedan herméticamente guardadas en una región? Desde la poesía hasta la problemática ambiental. Y pensándolo desde la música y la poesía la certeza que tengo es que ambas perdurarán toda la vida en el tiempo, algunas con más, otras con menos difusión, pero los intérpretes tenemos el compromiso de llevarlas donde vamos, de hacerlas conocer. Hay mucho por descubrir, que aún no se conoce y que no es nuevo. No quiero dejar de mencionar aprovechando y agradeciendo tu labor de difusora a Julio Domínguez “El Bardino”, Edgar Morisoli, Juan Carlos Bustriazo Ortiz, Guri Jaquez, Ernesto Del Viso, son sólo algunos de los grandes poetas y compositores   pampeanos responsables de que mi provincia sea poesía.

¿Qué proyectos tiene cada una para lo que queda del año?

Ángela: -Mis proyectos: seguir trabajando. En agosto por la provincia de Buenos Aires y alguna otra actuación aún no confirmada. Y esencialmente terminar mi disco antes de noviembre. Solo quedan detalles, voces  y el color de algún instrumento que haga falta.-

Lucrecia: -Planificando un primer videoclip, que adelantará  algo del espectáculo y disco que se viene. Por otro lado ya terminamos de grabar lo que serían  las “maquetas” del segundo disco, muy tranquilas sin apuros porque “Natural” tiene un año y aun se sigue presentando a cada lugar que vamos. El segundo disco quizá se comience a grabar a fin de año con el fin de que para mediados del año que viene lo podamos tener.

Tienen pensado llevar este concierto a otros lugares?

Ángela: -Cuando uno comienza un proyecto, no se sabe que rumbo tomará. Yo he escrito varios, algunos con mucho éxito, otros que duraron poco…Mientras disfrutemos cantar  juntas, el proyecto estará vigente.  Porque la música se ha compuesto para compartir y disfrutar.  Y nosotras la compartimos con alegría, Ojalá nos lleve a otros públicos. Ojalá podamos compartir con otras cantoras del país.  Y volvamos a La Pampa, juntas

Lucrecia: -Sería hermoso si poder ir a otras provincias juntas con este espectáculo,  por ahora pienso en que el sábado disfrutemos nuestro encuentro aquí y que de eso salga lo mejor.

 
+Entrevistas

Ángela Irene . Lucrecia Rodrigo
Cantoras Bajo El Mismo Sol

Un encuentro de dos generaciones de cantoras pampeanas
sábado 1 de julio, 22 horas
Cocina de Culturas
Julio A. Roca 491, Bella Vista, Córdoba
Bono espectáculo$150

Domingo 2 de julio mediodía,
Parrilla Martín Fierro
San Antonio de Arredondo, Córdoba

archivo títulos quienes somos media kit enviá tus gacetillas
seguinos
Los comentarios en las notas y/o coberturas realizadas en este sitio son de excusiva responsabilidad de quien los firma
info@boletinfolklore.com.ar /www.boletinfolklore.com.ar | ©Boletin Folklore - Derechos Reservados 1997
Dirección Pao De Senzi direccion@boletinfolklore.com.ar