PORTADA AGENDA DISCOS LIBROS ENTREVISTAS DE GIRA FESTIVALES CULTURA INFO GENERAL
 
Daniel Ruggiero
"El bandoneón es un resumen perfecto de nuestra idiosincrasia cultural de mixturas"
El músico presenta su primer disco, Bandoneón es cultura el viernes 17 de marzo en el CAFF con invitados
 
Foto: Nina Abrevaya
por Gustavo Grosso,24.02.2017

"Mi objetivo con este disco es ampliar el repertorio del bandoneón con nuevos arreglos de tangos clásicos para bandoneón solo y dúos escritos especialmente para instrumentos de la familia de la Música de Cámara. Se trata de mi primer disco solista y es mi humilde homenaje al bandoneón en el vigésimo año de mi trayectoria profesional, con la intención de dejar nueva música especialmente escrita para el instrumento", dice Daniel Ruggiero, quien está presentando su primer disco solista, integrado por solos para bandoneón y otras composiciones a dúo con violín, vibráfono, cello y clarinete. Este trabajo -que coincide con sus primeros 20 años de carrera-, fue titulado Bandoneón es Cultura e incluye “Mi tango triste”, de Troilo y Contursi, “La Beba”, de Osvaldo Pugliese, “Aquellos tangos camperos”, de Horacio Salgán, “Cristal”, de Mores y Contursi, “Retrato de Alfredo Gobbi”, de Astor Piazzolla, “Griseta”, de Delfino y González Castillo y dos composiciones de Daniel Ruggiero: “Rapsodia para cello” y bandoneón y “Cuadernos de Laura”. En la presentación del disco, el viernes 17 de marzo en el CAFF, Daniel Ruggiero contará con invitados como Bernardo Monk, Matías Grande, Luciano Falcón,  Cesar Martinini y Quasimodo Trío, entre otros. En el concierto, además del nuevo material, se podrá escuchar obras inéditas, especialmente escritas para la ocasión.

¿Por qué el bandoneón es cultura?

Daniel Ruggiero: -El bandoneón es un instrumento alemán que originalmente fue creado para música religiosa, llegado a Buenos Aires se convirtió en el más emblemático instrumento de nuestra música popular. En resumen, lo que nosotros conocemos como bandoneón, desde su forma de tocar hasta su extensión de registro fue una creación argentina, y es un resumen perfecto de nuestra idiosincrasia cultural de mixturas.

En su nuevo disco revive clásicos y también composiciones menos difundidas, además de dos temas propios ¿Cómo fue la génesis de este disco? ¿Qué tamiz utilizó a la hora de elegir?

DR: -La idea de un disco conceptual, ya que el homenaje es también a los viejos discos de vinilo donde había una intención de obra integral, surgió en una entrevista de presentación de uno de los discos de mi grupo Quasimodo Trío, donde el entrevistador nos preguntó para qué sacábamos un disco si nadie ya escucha. Esto fue hace unos años y siempre me quedé mal por no haber tenido una respuesta más sagaz, entonces decidí responderle no sólo al entrevistador, esa poco feliz reflexión, sino a todos los actores de la cultura en general, sobre todo a la cultura "oficial", que se saca fotos junto al "bandoneón" 15 días al año, y nosotros que somos los que mantenemos vivo el género todos los días somos invitados de piedra en estas costas argentinas.
La elección de los temas fue un  tanto caprichosa, en el disco están muchos de mis temas preferidos, además de mis obras y traté de elegir composiciones que sólo tengan su versión original, a fin de crear el primer arreglo de ese tema.  

Es hijo de Osvaldo Ruggiero, un músico y compositor trascendente ¿Cuál fue la influencia de la obra de su padre a la hora de elegir el bandoneón? ¿Cuando supo que quería ser bandoneonista?

DR: -Bueno, en nuestra casa era difícil no interesarse por la música. Desde muy chico vi a mi padre ser ovacionado en el Teatro Colón, en aquella mítica noche de 1986, cuando Pugliese festejó años de orquesta. Creo que compartir noches con Goyeneche, Pugliese, Beba Bidart, etcétera, verlos tocar en el Luna Park, son cosas fuertes para un niño, así que fui inclinándome a la música. Comencé con la guitarra pero al morir mi padre, un padrino me ofreció estudiar el bandoneón y costeó mis primeros años de clases con Pascual "Cholo" Mamone. Ahí comenzó mi historia con el instrumento.   

¿Qué debería tener un bandoneón para que suene bien? ¿Es un instrumento complejo en su construcción y su mantenimiento? 

DR: -Sin dudas es un instrumento muy complejo desde su mecánica hasta la producción del sonido, lo primero que debe tener es una buena madera en sus tapas y lo que nosotros llamamos peines, que es donde están las voces de acero, por donde al pasar el aire; estas voces vibran y ahí está la propiedad física de la emisión del sonido. Entonces, esa pieza metálica llamada peine es muy importante y determina el sonido del instrumento. Creo que la complejidad mayor del bandoneón, además de la afinación -por suerte ya hay gente muy calificada que retomo ese trabajo- es su construcción en madera encolada, sin clavos ni tornillos; eso lo hace liviano y frágil a la vez. Quisiera especialmente dar mi agradecimiento a Damian Gluttlein, que trabaja con profesionalidad y mucho amor, y a Baltazar Estol, fabricante de bandoneones de alto nivel y quien va a prestarme un instrumento o suyo para hacer algunos temas en esta presentación. 

Con su música ha recorrido muchos países ¿Qué lugar considera que ocupe el tango fronteras afuera?

DR: -El tango es el género popular que, a mi criterio, ha avanzado más que ninguno en el correr del siglo XX, desde sus comienzos en los burdeles de los suburbios, tocado con guitarra, flauta y violín, a los más importantes teatros del mundo, tocado por las más destacadas orquestas de música académica. Mi percepción es que la expresividad de nuestro género es lo que más conmueve al público del resto del mundo, tanto en la música como en la poesía, y por qué negar que el baile es algo fundamental en todo este desarrollo, uno puede ir a bailar a una milonga en casi cualquier ciudad del mundo.

¿Cuáles son las músicas de su infancia que guardó para siempre?

DR: -Sin duda el tango, Pugliese y el Sexteto Tango desde la cuna. Mi viejo admiraba a Troiio y sonaba bastante, y luego, ya saliendo de lo heredado, que ahora es propio, todo lo que fui adquiriendo desde Spinetta, Charly Garcia, Fito Páez -música de mi niñez-, o Miles Davis, Bil Evans ya en la adolescencia, y Shostakovich, Stravinsky, Ravel, a partir de mis estudios de composición y dirección orquestal,  músicas que fui conociendo desde chico y que también  hacen a mi gusto y mi estilo de interpretar.

Imagine poder armar la orquesta de todos los tiempos para que lo acompañe. ¿Qué músicos estarían allí?

DR: -Creo que hay muchos que me gustarían que estén, no puedo empezar por otro que no sea mi padre Osvaldo Ruggiero, Anibal Troilo, Astor Piazzolla, Leopoldo Federico, en bandoneones. En violines: Elvino Vardaro, Enrique Franchini, Antoniio Agri, Simon Bajour; Quicho Díaz en contrabajo y Osvaldo Pugliese en el piano. Todos excelentes instrumentistas, pero sobretodo creadores de estilo, eso es lo que más me atrae.

¿Es verdad -cómo afirman- que el tango te espera?

DR: -En mi caso el tango me esperó al nacer. En esto soy un tanto atípico al resto de mi generación, pero no tengo dudas de que las letras de tango le hablan a alguien que ha vivido y amado, y desde un lugar profundamente argentino, con un vuelo poético admirable y una evolución musical que no tienen ningún género popular en el mundo; de ahí el famoso dicho que el tango te espera a los 30.

 
+Entrevistas
comentá

Daniel Ruggiero presenta su CD Bandoneón es Cultura
En vivo, el viernes 17 de marzo a las 21.30 hs. en el CAFF, Sánchez de Bustamante 772
CABA. Entradas $ 100 y $ 150 con disco, a la venta en boletería del club.

Más sobre el disco
archivo títulos quienes somos media kit enviá tus gacetillas
seguinos
Los comentarios en las notas y/o coberturas realizadas en este sitio son de excusiva responsabilidad de quien los firma
info@boletinfolklore.com.ar /www.boletinfolklore.com.ar | ©Boletin Folklore - Derechos Reservados 1997
Dirección Pao De Senzi direccion@boletinfolklore.com.ar