PORTADA AGENDA DISCOS LIBROS ENTREVISTAS DE GIRA FESTIVALES CULTURA INFO GENERAL
 
Debora Infante
"El arte me eligió a mí: como el amor, entró sin preguntar"

Su segundo disco, 17 cicatrices, tiene once canciones propias y una de Serrat y fue producido por Hugo Dellamea. En esta entrevista cuenta sobre su nuevo trabajo, sus canciones y su filosofía de vida

 
Foto: Prensa
por Gustavo Grosso,19.01.2017

Escribe canciones atravesadas por lo social, lo popular, lo político, y lo poético. Como obra conceptual -y emparentado con el cancionero que la artista viene recorriendo-, su flamante disco 17 cicatrices honra la femineidad particular y colectiva, la fuerza creadora. El cd tiene once canciones con letra y música de Débora Infante. La acompañan guitarras, contrabajo y percusión, con toques de acordeón, piano y flauta traversa, y matices de cuarteto de cuerdas en “Mi niñez” y “Romance del Güero y el pájaro”.
Con arreglos y producción musical de Hugo Dellamea, este segundo trabajo de la cantautora incluye dos temas que han sido premiados en diferentes eventos artísticos: “Latinoamérica es una mujer” y “A veces”, este último inspirado en la vida de Violeta Parra. Cierra el álbum una versión de la canción “Es caprichoso el azar” de Joan Manuel Serrat.

¿Cuál es el recorrido que ofrece tu disco 17 cicatrices?

Débora Infante: -Este disco viene de algún modo a seguir posteando el camino que vengo haciendo con la música, algo así como un mojón más en el camino. Con la música tengo relación desde niña por mis abuelos, tíos y padres muchos de ellos poetas, musiqueros del Santiago profundo. Luego el contacto con la ciudad y las músicas del mundo me fueron abriendo canales. Descubrí que el contacto más hondo y espiritual lo tengo con América Latina, sus raíces, sus amores, sus dolores, sus muertes, sus vidas, su extraordinaria diversidad y es allí desde donde elegí cantar, desde esa posición. De algún modo este disco viene a ofrecer esa mixtura en una identidad propia. Se juntó en el camino con un proceso de crecimiento personal que desembarcó honrando la potencia creativa de lo femenino, como una piedra brillante en el fondo de un pozo de agua, que siempre estuvo allí y que ahora surge. De modo que ahora  es hacia arriba, hacia donde me siga llevando lo creativo.

¿Cómo fue la génesis de éste, tu segundo trabajo discográfico?

DI:- Me llevó un año pensar. Después de recorrer todo el cancionero popular argentino y latinoamericano como intérprete y de mi primer disco en el que musiqué a poetas de América Latina, reuní este manojo de canciones  y tomé la decisión de que aquellas canciones que estaban guardadas hace tiempo esperando nacer, salieran a la luz en un disco, en definitiva lo que representa mi visión del mundo. Así fue la génesis del disco.

Decís que esta obra viene a "honrar y celebrar mi femineidad, la particular y la colectiva" ¿por qué este homenaje, esta celebración?

DI:- Porque en ese proceso personal que mencioné, mi feminidad estaba un tanto perdida y luego de una primera transformación interior recuperé esa fuerza creadora, intuitiva y creativa y reafirmé la confianza. Y porque creo que si es colectivo es más potente y con mayor capacidad de transformación.

En el disco incluís canciones propias (menos una) ¿Das un paso grande como compositora?

DI:- Un paso al abismo jaja. En medio de tanto ruido, largarse a hacer algo propio con música original y letra original es un tanto arriesgado. Un amigo músico me dijo una vez, que el camino del creador era más largo y difícil, que si quería que me conocieran rápido y ganar algo de dinero que hiciera músicas conocidas. Bueno, aquí estoy, anónima y sin dinero.

¿Cuáles son los sonidos de su infancia que guardaste para siempre? ¿Qué imágenes te generan?

DI:- Las chacareras y las zambas en el patio de la casa de mi abuela en San Martin. Recuerdo dulzura en las voces y mucha pasión. Estoy hecha de esa sustancia también, sin duda.

¿Cómo vivís el actual momento del folklore argentino, con la incursión en los escenarios de tantas nuevas voces y de proyectos musicales?

DI:- Creo que  hay muchísimas propuestas de excelencia pero pocos espacios para los músicos independientes. Celebro la Ley de Música y el Instituto de Música que vienen a comenzar a construir esos espacios culturales y físicos que, sólo desde la perspectiva del negocio se hacen muy difícil para los músicos independientes. El INAMU y las leyes de Medios y de Música vienen a proteger a los que estamos fuera de las grandes compañías y circuitos. Pienso que la música es un bien público y cultural, así como las demás artes y el estado es una herramienta fundamental y un instrumento formidable para fomentar espacios e industria cultural. Por eso es imprescindible que en los festivales populares folclóricos haya espacio en la grilla para todas las nuevas propuestas de calidad que andan circulando por el país y muchas veces fuera de él. El folklore argentino tiene que ser un espacio de cobijo a la diversidad musical de nuestros músicos y los consagrados tienen la responsabilidad y la generosidad de acompañar a los noveles o desconocidos.   

¿Sos cantante o sos cantora?

DI:- Me van bien las dos.

¿Quiénes te acompañan en tus periplos musicales?

DI:- Este disco lo produjo y dirigió Hugo Dellamea a quien va mi agradecimiento por su capacidad intelectual y humana. Se ha puesto el disco al hombro junto conmigo y hemos hecho un gran trabajo en cuanto a la tarea de abordarlo en todas direcciones: desde lo musical, lo poético y lo estético. Nos acompañaron enormes músicos Fernando Botti en contrabajo, Santiago Alvarado en piano, Javier Acevedo en acordeón, el cuarteto de cuerdas La rueda de la Luna, Mariana Caminoa en violin, Daniela Sigaud, en violin, Javiera González en viola y Marina Levitin en chelo, Mariela Infante en coros, Ariel Sánchez en percusión.

¿Por qué elegiste el arte como forma de vida?

DI:- El arte me eligió a mí: como el amor, entró sin preguntar. Luego lo elijo también y aprendo  a cultivarlo y desarrollarlo en la medida de mis posibilidades con compromiso todos los días. Como dijera Bajtin, “El arte y la vida no son lo mismo, pero deben convertirse en mí en algo unitario, dentro de la unidad de mi responsabilidad.”

¿Qué significa Violeta Parra en tu vida artística?

DI:- Violeta es un faro artístico pues en ella se concentra lo poético y lo político.
De ningún modo hubiese querido estar en sus zapatos, vivió una época muy oscura para la mujer, encima campesina y pobre y con un final muy triste. Su arte trascendió lo humano.

¿Es caprichoso el azar?

DI:- Sin duda.

¿Cómo es el mundo que habita Débora Infante?

DI:- El mismo que los 7400 millones con los que comparto el planeta,  con algunos privilegios: haber nacido en esta pacifica parte sur del planeta, la Patria Grande y tener la extraordinaria capacidad del canto y la insuperable extensión de crear.

 
+Entrevistas
comentá
Más sobre el disco
 

Textual de Débora Infante: “Pinkola Estes dice que las mujeres podemos expresar nuestra edad en cicatrices de guerra, es decir todas aquellas cosas que en algún momento hemos sentido que nos han marcado. Lo hace en un contexto de rescatar a la mujer salvaje que llevamos dentro, aquella a cuyos llamados, desde nuestro río subterráneo, debemos atender pues siempre nos llevarán por el camino correcto. Hace unos siete años me puse a escribirlas, y cuando las numeré resultaron 17. Así escribí la canción cuyo nombre lleva este disco. De algún modo esta obra viene a honrar y celebrar mi femineidad, la particular y la colectiva. La femineidad en tanto potencia creadora y creativa, protectora, receptiva, intuitiva, y es en cada una de las canciones que componen este trabajo que aparece, de una u otra forma esta fuerza: mi madre, mi abuela, mi hermana, la memoria, la canción, la mujer salvaje, Latinoamérica, Violeta Parra, la Patria. Me nutre y a la vez es caldero para que otros se nutran de ella”

archivo títulos quienes somos media kit enviá tus gacetillas
seguinos
Los comentarios en las notas y/o coberturas realizadas en este sitio son de excusiva responsabilidad de quien los firma
info@boletinfolklore.com.ar /www.boletinfolklore.com.ar | ©Boletin Folklore - Derechos Reservados 1997
Dirección Pao De Senzi direccion@boletinfolklore.com.ar