PORTADA AGENDA DISCOS LIBROS ENTREVISTAS DE GIRA FESTIVALES CULTURA INFO GENERAL
 
Laura Albarracín
"Siento la necesidad de cantar y elijo los textos que me emocionan"
La intérprete reconocida en el ámbito del folklore grabó por primera vez un  disco dedicado al tango, que presenta el próximo sábado 8 de julio en la Cúpula del Centro Cultural Kirchner de Buenos Aires
 
Foto: Prensa
por Gustavo Grosso 29.06.2017

Es la dueña de una muy larga trayectoria en el folklore, pero en su flamante trabajo discográfico Laura Albarracín interpreta clásicos del tango como “Arrabal Amargo”, “Yuyo verde”, “Nido gaucho”, “El aguacero”, “Alma en pena” y “Sin lágrimas”. Ellos forman parte del primer trabajo discográfico que la cantora dedica al género, titulado Tangos… sin lágrimas, y que contó con el acompañamiento de guitarras y guitarrón, bajo la dirección y los arreglos de César Angeleri. Laura Albarracín se inició profesionalmente en 1988, cuando ganó el premio Revelación en el Festival de Cosquín; en 1996 grabó su primer disco y a partir de ahí se convirtió en una de las grandes voces folklóricas de su generación.

¿Por qué grabaste Tangos… sin lágrimas?

Laura Albarracín: -Desde siempre están presentes en mi memoria canciones argentinas, tango, folklore y todo aquello que en mi infancia y juventud se escuchaba en radio y televisión. Aunque de todo lo que se escuchaba, elegí para cantar desde un comienzo canciones folklóricas y, una vez que ese ejercicio de juntarse con compañeras del secundario, pasó a ser el participar del festival de Cosquín como solista (año 1988), mi repertorio tuvo en más de una ocasión un par de tangos "invitados". Desde aquellos, años, es que se fueron gestando las ganas de dedicarle un trabajo íntegramente formado por este género, y es así que en este 2017, me encuentro próxima a estrenar "Tangos... Sin lágrimas"

Elegiste temas clásicos, de Alfredo Le Pera, Homero Expósito y otros autores muy reconocidos ¿Cómo fue la búsqueda para armar la lista de tangos, en un mar de tantos buenos tangos?

LA: -En este caso, tuve la ayuda de la pre producción del guitarrista y arreglador César Angeleri. Él aportaba listas de tangos, yo buscaba por mi lado y así íbamos seleccionando para probar, cantándolos primero sólo con una guitarra, pensando las posibilidades que me daban a mí aquellas canciones. La idea fue, comenzar con algunos tangos que describen un paisaje más rural, para luego llegar a la ciudad. 

Sos cantora desde hace muchos años, con mucha identificación con el folklore ¿Qué se logra construir a través de la música, a través del arte?

LA: -En mi caso un puente único de conexión con los demás, a través de letras y músicas. Siento la necesidad de cantar y elijo los textos que me emocionan. Trato de poner a la canción en primer lugar, la emoción antes que lo técnico. Y respecto al tiempo que hace que lo hago, creo que ese tiempo me ayuda a madurar la confianza en mejorar la expresión y lograr transmitir lo que los textos dicen.

¿Cómo estás viviendo esta etapa política y social del país?

LA: -Siento la enorme tristeza de la división dentro de la familia, entre hermanos, entre padres e hijos: porque creo que pensamos y sentimos parecido en temas fundamentales, pero hay una tendencia a defender esas cosas en común a través de la identificación con un partido político y ahí nos dividimos por estar detrás de ese o esos otros a los que en realidad hay que exigirles y exigirnos sinceridad, porque somos el resultado de muchísimos años de obrar mal.

¿Crees que hay renovación en el folklore?

LA: -Por supuesto. Es permanente hay mucha y muy buena música: Juan Quintero y Luna Monti, Santaires, Dúo Bote, Mario Díaz, Pica Juárez, Bruja Salguero, y ¡por suerte sigue la lista!

Se viene la doble presentación del disco. ¿Qué te sucede frente a ese ritual del escenario?

LA: -Soy feliz

¿Qué sonidos de tu infancia son lo que guardaste para siempre? ¿Qué músicas escuchabas en tu infancia platense?

LA: -Ahora, a los 52 años, estoy volviendo a escuchar aquellos chamamés, que nos acompañaban, camino al Chaco, en dos días de viaje junto a mis papás y mis hermanos. También vuelvo a tomar dimensión, de cuando el hermano soltero de mi mamá ponía a sonar discos de pasta, en su combinado o cuando en los bailes del Club en Gómez, en Buenos Aires, salían a bailar tangos. Un poco de muchas cosas, mezcladas, porque como te contaba la música era toda la que los programas de radio y  televisión difundían.

¿Cuál es el arte de tu oficio? ¿Cómo es el mundo que habita Laura Albarracín?

LA: -Mi mundo son mis seres queridos, mi familia, los amigos, mi trabajo y todo acompañado por canciones que canto, que busco, que escucho, textos que me gusta recitar, canciones viejitas que quiero volver a cantar y aquellas preciosas que un amigo trae para estrenar. Simple, muy simple... cada día, con todo, con alegría por estar disfrutando del camino.

 
+Entrevistas

Tangos sin lágrimas, por Laura Albarracín 
Sábado 8 de julio, 20 horas en La Cúpula del Centro Cultural Kirchner

Más sobre el disco
archivo títulos quienes somos media kit enviá tus gacetillas
seguinos
Los comentarios en las notas y/o coberturas realizadas en este sitio son de excusiva responsabilidad de quien los firma
info@boletinfolklore.com.ar /www.boletinfolklore.com.ar | ©Boletin Folklore - Derechos Reservados 1997
Dirección Pao De Senzi direccion@boletinfolklore.com.ar