PORTADA AGENDA DISCOS LIBROS ENTREVISTAS DE GIRA FESTIVALES CULTURA INFO GENERAL
 
Inés Ramos y Mariela Pagano presentan Mujerío
Canto con todas, para todxs
Las intérpretes se unen en un espectáculo en el que recorren el repertorio de artistas latinoamericanas, con Lilian Saba y Sara Mamani como invitadas. La cita es el 23 de marzo en el Centro cultural de la Cooperación, en Buenos Aires
 
Foto: Prensa
por Pao De Senzi,15.03.2017

Voces de mujeres latinoamericanas en dos voces. A grito pelado, Inés Ramos y Mariela Pagano se unen para interpretar, entre muchas a Teresa Parodi, Eladia Blázquez, Violeta Parra, Marta Gómez, Ana Prada, María Elena Walsh, Hilda Herrera, y Chabuca Granda. Voces  y presencias necesarias en el arte argentino y latinoamericano. ¿Cómo traerlas a este presente en que el rol de la mujer toma relevancia como nunca antes; en donde el amor, el compromiso toma nuevos caminos de diálogo, donde el paisaje se suma a esas historias como escenario?.

En Mujerío, un espectáculo en el que las protagonistas -junto a  Soledad Venegas en flauta traversa, Martina Lafluf en percusión, Marilina Witko en charango y ronroco y Melisa Dopazo en contrabajo, recorrerán esas obras invitando, además a Sara Mamani y Lilián Saba a sumar sus voces y a Daniela Casal, artista plástica que pintará en vivo esas impresiones que dejaran las música y las palabras. La cita es el próximo jueves 23 de marzo en el Centro cultural de la Cooperación, en Buenos Aires.

Mariela Pagano e Inés Ramos, conversaron con Boletín Folklore sobre este espectáculo que une, además de sus voces, dos formas distintas y originales de abordar el canto.

“Este encuentro surge del deseo de compartir la música entre nosotras, de esta amistad que tenemos hace ya muchos años. Luego nos encontramos con que este espacio musical podía canalizar estéticamente todo lo que teníamos para decir de nuestra condición de músicas mujeres y plasmar desde nuestra estética la obra de las compositoras que hoy conforman el repertorio del espectáculo Mujerío”,- dice Mariela Pagano, mientras que Inés Ramos destaca:Marie y yo fuimos compañeras en la EMPA(Escuela de Música Popular de Avellaneda), y nos fuimos encontrando en un pensamiento que trasciende lo musical, pero que a través de la música pudimos darle cauce. Fue un amasijo de músicas, ideas, convicciones y mucha garra”.

¿Qué experiencias traen cada una a este “mujerío”? Qué aportan esas experiencias?

Mariela: -El recorrido de ser músico independiente, el trabajo de la autogestión creo que es lo que más se destaca como experiencia para llevar adelante este espectáculo. Por mi parte tengo un dúo de folklore con Federico Toporosi  -Aguare- y he recorrido varios escenarios por Argentina y varios países de Latinoamérica trabajando como músico sesionista dentro del circuito del folklore. De cada una de esas experiencias, de compartir escenarios con diferentes músicos y músicas uno va construyendo un lenguaje, se va empapando de sentidos, de otras estéticas y realidades, vas aprendiendo de cada artista con el que compartís y esto enriquece y aporta al decir musical.

Inés: -Desde mi lugar, vengo trabajando especialmente en el decir, en mi búsqueda personal de lo que quiero expresar a través de la música y cómo quiero hacerlo. Sin duda Mujerío es parte de ese aprendizaje y de mi conexión con lugares profundos de mi sensibilidad. Esta búsqueda se materializa con mi grupo Decidores, el cual comparto con mi compañero Aldo Felaj, y donde el espacio se abre para dar lugar a composiciones propias, teñidas de folklore y atravesadas también por sonoridades contemporáneas. Uno de los temas que incorporamos al repertorio de Mujerío es “La insurrecta”, es una chacarera compuesta a dúo por Aldo y por mí, que con Marie elegimos re significarla con la fuerza que implica ser tocada por mujeres.

Estarán rodeadas de mujeres, también entre músicas e invitadas (Lilian y Sara). ¿Qué nos pueden decir de ellas?

Mariela: -¡Maravillas de cada una! Esta banda que se armó para Mujerío, está repleta de compañeras y amigas. Todas son excelentes instrumentistas, pero además están comprometidas con el discurso que plantea Mujerío y aportan tanto a lo estético musical como al decir soy mujer artista. Martina Lafluf en batería, Marilina Witko en charango y ronroco, Soledad Venegas en flauta y Melisa Dopazo en contrabajo son un equipazo.

Sara y Lilian son nuestras maestras de la vida y de la música. Ambas nos guiaron desde distintos lugares a realizar este recorrido como artistas mujeres. Nos acompañan y además son referentes de la escena musical argentina y gracias a sus trabajos y recorridos es que para nosotras se vuelve un poco más fácil estar presentes en dicha escena cómo músicas como mujeres artistas. Ellas marcaron el camino llevando adelante sus proyectos.

Inés: -Sin duda hay un clamor general entre nosotras que hace que nos realimentemos la una de la otra. Nos arengamos, ayudamos, compartimos y arremetemos juntas, muy por el contrario de lo que socialmente está instalado de que entre las mujeres nos sacamos los ojos. Nosotras no nos sacamos nada, nos damos energía. Y el hecho de que Sara y Lilian se sumen a esta movida también es para nosotras un aliento, un reconocimiento y la afirmación de que el rumbo es acertado.

Es probable que en cada una de las obras de las compositoras elegidas haya una cierta información, que tiene que ver con el mensaje del espectáculo, ¿cuáles son algunas de esas obras y cómo han llegado a ustedes?

Mariela: -Cada obra tiene algo para decir. Hay un cuerpo en el espectáculo que conduce por tres temáticas puntuales: el amor, en todas sus expresiones; las luchas sociales y sus paisajes; y por supuesto la reivindicación de la mujer en la defensa de sus derechos.

“Argentina primer mundo” de Maria Elena Walsh es como una foto del panorama social y la idiosincrasia de hace 50 años que se repite en la actualidad, “Mujer” de Gloria Martin es un canto a las mujeres de todo el mundo, a sus luchas y sus reivindicaciones, a una imagen de mujer fuerte y desestigmatizada de los estereotipos patriarcales. “Huaynito del olvido” de Sara Mamani es un canto al amor y al desamor contado y cantado con esa estética tan latinoamericana, de una tierra cordillerana que nos atraviesa y que pulsa, la pacha la madre tierra pulsando en cada uno y una de nosotros.

Inés: -Las canciones fueron elegidas, muchas estaban virtualmente ya en un repertorio que queríamos hacer, compositoras que queríamos  interpretar y juntas encontramos el lugar donde hacerlo. Otras aparecieron mientras definimos este repertorio, amigos y amigas que se enteraban y nos acercaban a compositoras que desconocíamos, y nos encantamos con sus decires. Han quedado muchas afuera porque obviamente el espectáculo tiene una duración, pero la idea es seguir incorporando nuevas composiciones a nuestro repertorio.

Cómo ven ubicada hoy a la mujer en el arte, sobre todo en este tiempo de nuevas luchas y de una revalorización del mensaje femenino. ¿Lo ven positivo? ¿Qué cosas faltan?

Mariela: -La mujer artista avanzó mucho en ocupar lugares de importancia o de preponderancia dentro de la escena. No estamos paradas en el mismo lugar del cual iniciaron sus luchas aquellas artistas visuales de las décadas del 60, 70. Pero aún falta. Insisto en que ahora son otras las disputas, los espacios se van dando, el punto es ¿cuáles son esos espacios?, ¿son espacios de decorado estético o son espacios discursivos realmente?.

Creo que lo que necesitamos conseguir es que se escuchen, vean y sientan nuestros discursos artísticos como pares, como iguales reconocernos en las igualdades desde las diferencias. Desterrar los roles impuestos en relación al género, “no voy a tocar o cantar de tal o cual forma sólo por ser mujer”. Me voy a expresar como lo sienta, como reciba los impulsos de la tierra, diciendo lo que veo desde lo social. Lograr un lenguaje artístico auténtico y liberado de las condiciones de género retrógradas y los preconceptos que nos quieren imponer. Entender que “lo femenino” ya no responde más a ciertos estereotipos, que lo femenino no es rosa, lo femenino es tierra, es la pacha tal vez…

Inés: -Veo a la mujer en el arte igual que en muchas otras disciplinas, levantado vuelo, alzando la bandera de nuestros derechos, de la igualdad de oportunidades, de dejar de pedir permiso para hacer y ser lo que tengamos ganas, de ocupar espacios, de tomar decisiones, de no tener miedo. Nos falta que seamos más, que seamos todas, que seamos todos. Algunos dicen que los derechos ganados para un sector siempre implica  pérdida de privilegios para otro. Yo prefiero pensar que en este caso ganamos todos, mujeres, hombres y género indistinto. Ganamos en el tipo de vínculo que podemos establecer entre nosotros, más sincero, genuino y amoroso.

También hay una tendencia a unirse de los artistas, a juntarse y proyectar juntos, se ve mucho en estos últimos tiempos, contrariamente a la década pasada, que fue más individualista. ¿Por qué resurge esta necesidad de juntarse para hacer arte hoy?

Mariela: -Yo creo que responde a una necesidad cultural y social anterior del estar juntos. Reconocernos en lxs otrxs.  Son tiempos de cambios culturales turbulentos, tanto para América Latina como para el resto del mundo, y es imposible transitarlos desde el individualismo. A esto sumémosle la realidad  de una o un artista argentino independiente, que no es nada fácil. Los circuitos de expresión son acotados y aún están muy anclados a estéticas un tanto antiguas y parece que seguimos debatiendo sobre cultura popular y cultura académica como si esto solo fuera lo importante. y no ya avanzamos pero cuesta hacerse escuchar, entonces juntxs es mejor, somos más fuertes y muchas voces juntas resuenan más que una sola.

Daniela Casal estará haciendo pinturas en vivo, ¿qué nos pueden contar de ella?

Inés: -Daniela Casal es una artista lanusense, que nos acompañó en el Mujerío inaugural el año pasado. Desde la sencillez y espontaneidad, se suma a este colectivo con sus pinturas mujeriles, pinta en vivo, y lo hace desde una estética que es unificadora para todas las mujeres, es su visión de la mujer donde cada una puede reconocerse.

 ¿Qué proyectos tienen juntas y separadas para este año?

Mariela: -Juntas estamos preparando la preproducción del disco de Mujerío en “El camino estudio” en Avellaneda y ya trabajando con todo para esta fecha y la próximas presentaciones del año.
Yo seguiré presentando el primer EP del dúo Aguare en Buenos Aires y ya metidos de lleno en el trabajo de estudio del nuevo disco. Un año que arranca con mucha producción de contenido. 

Inés-: Por mi parte, trabajando también en la gestión de Suena en Ciclo, un ciclo de música emergente que se desarrollará en Espacio Tucumán y donde Decidores pisará escenarios nuevamente. Y por supuesto con toda la energía puesta en este incipiente show que nos espera el 23 de marzo en el Centro Cultural de Cooperación, pero también este año habrá más fechas de Mujerío.


 
+Entrevistas


Inés Ramos, Mariela Pagano “Mujerío”
Jueves 23 de Marzo, 22 hs.
Centro cultural de la cooperacion
​​Corrientes 1543 - CABA
Entrada: $150
archivo títulos quienes somos media kit enviá tus gacetillas
seguinos
Los comentarios en las notas y/o coberturas realizadas en este sitio son de excusiva responsabilidad de quien los firma
info@boletinfolklore.com.ar /www.boletinfolklore.com.ar | ©Boletin Folklore - Derechos Reservados 1997
Dirección Pao De Senzi direccion@boletinfolklore.com.ar