PORTADA AGENDA DISCOS LIBROS ENTREVISTAS DE GIRA FESTIVALES CULTURA INFO GENERAL
 

Pájaro de Fuego, junto a Mariana Bianchini, presentan Universo invertido

La banda comandada por Esteban Sehinkman invita a la intérprete y compositora para su nueva producción, que presentan el miércoles 31 de mayo en el CCK de Buenos Aires
 
Foto: Prensa
por Gustavo Grosso,24.05.2017

El grupo Pájaro de fuego (ganador del Premio Gardel 2015 en la categoría Fusión - Instrumental - World Music) se une con la virtuosa cantante Mariana Bianchini “Panza” en la búsqueda de nuevos horizontes estéticos. El disco Universo Invertido es la confluencia entre las composiciones musicales de Esteban Sehinkman, las letras de Bianchini y el acompañamiento magistral de una banda de alta performance. Son canciones, algunas contundentes y otras etéreas, con entramados melódicos y ritmos que contrastan con atmósferas oníricas. Es poesía medular y existencialista, sumada a la interacción propia de la música que se hace sin automatizaciones.

¿De qué se trata Universo Invertido? ¿Cuáles -si los hay- son los márgenes que cruzaron en la grabación del disco?

Esteban: -El proyecto nació como una colaboración entre Pájaro de fuego y Mariana Bianchini. Son canciones grabadas por músicos que generalmente se encuentran en diversos grupos de jazz, con grandes influencias de rock, y se suma una cantante carismática y personal que además aporta sus letras. Este universo es la confluencia de varios universos, que en vez de colisionar se encuentran de manera natural y consonante.

Mariana: -Para mí, que estuve a cargo de la mayoría de las letras, Universo Invertido se refiere esa mirada de un horizonte en el que no podés distinguir dónde está el cielo y dónde la tierra. Si bien no es un disco conceptual, hay una temática que se repite y es una mirada sobre cómo hoy la tecnología que tenemos al alcance de nuestras manos cambió la dinámica de las relaciones; no sabemos si lo que vivimos es lo que realmente sucede o es lo que vemos que sucede en las redes sociales. Queremos estar donde no estamos, tener lo que tienen ellos, ser lo que mostramos que somos. Es muy raro para mí, que nací en una época en la que para escuchar un disco nuevo de rock tenías que ir a una disquería especializada y para hablar con un chico lo llamabas por un teléfono con cable, entonces tapabas el auricular porque te daba cosa que te escuche tu familia. Esta temática se dio naturalmente en el disco, ya que con Esteban pensamos lo mismo acerca de lo virtual y lo real y la importancia de vivir el momento, de estar ahí presentes, como nos sucede cuando tocamos, por ejemplo.

Comenzaste a estudiar música siendo muy joven, atravesaste espacios musicales muy diversos... ¿por qué elegiste este oficio? ¿por qué sos músico?
Esteban: -Siempre me gustó la música, desde chico. Con el tiempo encontré que podía expresarme de manera personal a través de este lenguaje. Es un territorio fascinante porque el desarrollo del sonido no tiene límites y siempre se puede crecer. Estos procesos largos de aprendizaje contienen cierta sabiduría universal, y personalmente me da mucha curiosidad.  La música es un arte integrador de los sentidos, sostenido por el cuerpo, el intelecto y la espiritualidad.

Sos cantante, compositora, docente, diseñadora, escritora... ¿Cuántas cosas caben en tu mundo? ¿Por qué eligiste vivir del arte?

Mariana: -Todas las que pueda (risas). Antes de ser madre podía encarar todas esas actividades de forma más natural, durante todo el día, como un juego, pero ahora, con dos hijos, que son mi prioridad, aprendí a organizarme y trabajar en cuotas en cada actividad, de una manera más enfocada... porque ya no tengo tanto tiempo. Por suerte la familia me acompaña en varias de ellas. Elijo cantar, escribir, dibujar, componer y entrenar cantantes porque, cuando lo hago, entro en un mundo paralelo lleno de ideas, colores, sonidos y paisajes que me invitan a jugar como cuando era una niña. Esa sensación se intercala con las rutina diaria de educar a tus hijos, levantarte a las 6 am, pensar en qué vamos a cenar, cómo llegar a fin de mes, en fin, ese contraste me ayuda a estar presente en la vida real con una actitud más positiva.

Con el disco La rueda de la fortuna la banda ganó el Premio Gardel 2015 ¿Qué se propusieron con este flamante trabajo Universo Invertido? 

Esteban: -Este trabajo sigue la dirección de La rueda de la fortuna, pero agrega la palabra y el timbre de voz de Mariana al ensamble. El trabajo grupal es similar, ya que a las ideas que yo acerco a los ensayos después las trabajamos entre todos. Me interesa mucho el aporte musical de la banda (que completan Pipi Piazzolla, Lucio Balduini y Mariano Sivori), confío en su criterio y en las decisiones que toman para enriquecer nuestro universo sonoro.

¿Cuáles fueron tus influencias musicales? ¿Qué escuchabas cuando eras adolescente?

Esteban: -Escuchaba la música de los ´80 que empezaba a invadir las radios, especialmente la segunda parte de esa década. Me regalaron mi primer walkman, que escuchaba todas las noches en la cama antes de dormir. Todos los programas de la Rock and Pop, Modart en la noche, la Z 95, los primeros canales de cable que pasaban videoclips... y además en casa se escuchaba tango y música clásica. Con algunos amigos íbamos a shows de rock nacional, épocas de Charly, Spinetta, Soda, Los Redondos, Virus, Fito... había para elegir. También discos sueltos de Sui Géneris, Serú Girán, Pescado Rabioso, Beatles, The Doors, The Police, Pink Floyd, Queen, Rolling Stones, Dire Straits... el típico cocoliche argento. Recién alrededor de los 20 años llegué al jazz, estimulado por las clases que tomaba en la Escuela de Música Popular de Avellaneda. Fue un camino de ida, pero como bien representa este Universo Invertido, los ´80 están grabados a fuego.  

Mariana: -Tengo muchas, una de las más fuertes es Charly García, siento una afinidad muy grande con sus canciones y su manera de escribir, esa unión entre lo cotidiano y la poesía. En mi casa se escuchaban vinilos y mi viejo (bajista) tenía muy buenos discos, todas las tardes escuchaba a Sui Generis, Seru, La máquina de hacer pájaros, sus letras me emocionaron siempre. Vocalmente lo primero que me enamoró fue la voz de Karen Carpenter, un sonido puro, perfecto. Luego llegaron discos de Bjork, PJ Harvey, Mike Patton y dije: ¡Ah, eso es lo que quiero hacer! 

¿Elegís un estilo o la música y el vínculo con otros músicos te va llevando por diversos caminos?

Esteban: -Trato de no elegir un estilo, aunque con el tiempo uno se va dando cuenta que se reencuentra con lugares que le son propios. Hacia afuera, creo que la apreciación del estilo o género musical debería venir en una segunda instancia, ya que la nomenclatura de las bateas ha sido históricamente posterior al trabajo de un compositor. En primer lugar está el impacto directo compositor-oyente, que con suerte tarda un rato en catalogar la música. Por otro lado es cierto que el vínculo con otros músicos te conecta con otros estilos, ya sea estilos personales u otros géneros musicales. Eso es sumamente enriquecedor.

¿Estás trabajando en algún proyecto musical solista?

Mariana: -Sí, actualmente estoy por presentar mi cuarto disco solista, "Matrioska", el 5 de Octubre lo presento en el teatro Sony. Está producido por  Sergio Álvarez y Marilina Bertoldi. 

Fuiste durante muchos años la vocalista de Panza ¿Qué te dejó esa experiencia?

Mariana: -Panza fue mi escuela de Rock y de vida. Fueron 16 años de trabajar a la par con Sergio Álvarez quien hoy es el padre de mis hijos, aprendí muchísimo de él y supongo que él de mí, no es sólo un guitarrista excelente, es un buen líder de equipo y un gran artista. Escribimos más de 100 canciones, grabamos más de diez discos, encaramos producciones de show enormes, tocamos para 400 personas o 10 personas en Cemento, discutimos mucho pero festejamos el triple. Fue mi escuela en la música y sobre todo era una banda de rock en la que había total libertad creativa… todo estaba permitido. También aprendí a fortalecerme frente a un mundo patriarcal que no estaba tan acostumbrado a ver mujeres liderando bandas de rock, como ahora.

Se viene la presentación de "Universo Invertido" en el CCK ¿Cómo imaginan esa noche? ¿Qué expectativas les genera la salida de este disco?

Esteban: -Me gustaría que la pasemos muy bien arriba del escenario para poder transmitir esa energía al público. Que sea divertido para todos. Sacar un disco me genera cierta adrenalina. Es muy placentero ver como se concreta un proyecto y a la vez es un momento de mucha exposición. La expectativa es que el disco ruede lo más posible, que sea escuchado.

Mariana: -Me imagino un show inmenso, desde lo musical hasta la puesta. En el vestuario por ejemplo me divierte mucho la idea de transformarme en diferentes mujeres, así que para esta fecha tengo unas ideas muy glamorosas. La expectativa es conectarse musicalmente los cinco y dar un show zarpado. 

¿Está invertido el universo?

Esteban: .Sí, está invertido. Tenés que preguntarle a Stephen Hawking o a alguien que sea de tu confianza si te queda alguna duda.

 
+Entrevistas

Pájaro de Fuego, junto a Mariana Bianchini, presentan Universo invertido
Miércoles 31 de mayo
CCK Sala Argentina
Sarmiento 151, CABA
Entrada Gratuita

Pájaro de fuego: Formado en el 2008 y con tres discos editados, este grupo se impone como uno de los referentes de la escena de música creativa de Buenos Aires. Alejado de los encasillamientos genéricos, durante los shows aparecen influencias que atraviesan la psicodelia, el jazz rock, la electrónica y los paisajes sonoros. Este grupo cree que la música -cualquiera sea su estilo- debe ir hacia el punto que danza, y así fluir en dirección a los polos rítmicos más atractivos de cada momento. La rueda de la fortuna ganó el Premio Gardel 2015 en la categoría Álbum Fusión - Instrumental - World Music.

Mariana Bianchini: Cantante, compositora, docente, y diseñadora Argentina. Con su grupo Panza recorrió gran parte del país y países vecinos, tocando también como soporte de Living Colour, John Spencer Blues Explosion y Stephen Malkmus. Además de sus siete discos junto a Panza, editó otros tres como solista: Post Incubadora (2003), BÚ (2009) e Indisciplina (2013). En 2015 publicó su primer libro de cuentos e ilustraciones, Informes desde Villa Estruendo.

archivo títulos quienes somos media kit enviá tus gacetillas
seguinos
Los comentarios en las notas y/o coberturas realizadas en este sitio son de excusiva responsabilidad de quien los firma
info@boletinfolklore.com.ar /www.boletinfolklore.com.ar | ©Boletin Folklore - Derechos Reservados 1997
Dirección Pao De Senzi direccion@boletinfolklore.com.ar