PORTADA AGENDA DISCOS LIBROS ENTREVISTAS DE GIRA FESTIVALES CULTURA INFO GENERAL
 

Liliana Vitale y Verónica Condomí festejan 40 años juntas con el disco Elementales
"Nuestras manos tejen cada punto y cada contrapunto"

 
Foto: Prensa
por Gustavo Grosso 08.09.2017

hubo un principio / un discanto / un mantra primero / hubo nosotras. / y hubo un momento donde el tejido vocal,  / por nombrar el juego de una manera sencilla / se fue haciendo placenteramente natural…

La historia cumple 40 años de andar entre canciones: Liliana Vitale y Verónica Condomí fueron parte de MIA (Músicos Independientes Asociados) en los años 70 y siguieron juntas, haciendo de la música y de la voz una forma de vida. La celebración a esas cuatro décadas tiene forma de disco y se llama Elementales, un trabajo con improvisaciones y canciones íntegramente grabado en estudio, donde "nos permitimos jugar sobre grabando nuestras voces e instrumentos y también cantar simplemente canciones que amamos" -dicen.

Celebran 40 años de andar caminos, de hacer música de a dos ¿Por qué siguen eligiendo estar juntas en un escenario?

Verónica: -Porque es algo tan natural que ¿por qué no?

Liliana: -Nos seguimos eligiendo porque el mundo que fue habitando el dúo a través de tantos años se fue desarrollando no sólo como artistas, sino como personas.  En el escenario hemos podido trasladar ese mismo mundo íntimo y jugar con libertad. La gente que nos sigue viaja y disfruta con nosotras ese riesgo de la improvisación y las canciones que convidamos a cantar juntos.

¿Cómo surgió Elementales? ¿Qué sendas recorre este flamante disco?

Verónica: -Al cumplir 40 años de dúo nos pareció que estaba bueno grabar algo nuevo, de la idea que teníamos a lo que es “elementales” hay una diferencia; muchas ideas originales quedaron fuera. Este es el resultado y está muy bien así.

Liliana: -El disco surgió por la alegría de celebrar cuarenta años cantando juntas. Comenzamos a grabar en febrero de este año y finalmente quedaron seis improvisaciones y cinco canciones. Fue cambiando el plan original, pero una de los tesoros del dúo es que uno reconoce claramente lo que hay y acepta lo que sucede... ¡se sueltan las pretensiones!

Juegan con las voces sobregrabadas, con diversos instrumentos... ¿Cuáles son los (lindos) riesgos de grabar así?

Verónica: -Es la primera vez que improvisamos sobregrabándonos y logramos algo que nunca pudimos pensar anticipadamente, el juego nos llevó naturalmente a lo que es cada improvisación y aceptarnos,  tal cual quedó cada una, fue lo importante. Los instrumentos le agregaron el ambiente que nos permitió desarrollar las improvisaciones.

Liliana: -Así es, los riesgos estos son lindos y todo el tiempo esclarecedores... es la primera vez que armamos en el estudio las improvisaciones sobregrabando voces e instrumentos. Nos ayudó mucho en ese camino la participación de Juan Belvis, quien nos grabó y produjo junto a nosotras todo el material. También fue él quien realizo el arte de tapa.

Aparecen en el disco letras y melodías de Alberto Muñoz y Spinetta ¿Qué es significan esos enormes músicos y poetas?

Verónica: -En el recorrido del dúo ambos fueron una inspiración profunda.

Liliana: -Luis Alberto Spinetta es un artista maestro y talismán, en todo lo que hicimos desde siempre hubo alguna canción de él para encontrarnos. Alberto Muñoz significa mucho en particular para mí, que canté su obra cancionística y lo sigo haciendo en mi actividad como solista. Junto a él y otros grandes músicos compartimos la experiencia del grupo MIA en los años 70, en plena dictadura, y creo que todos fuimos marcados por esa libertad que ejercimos puertas adentro de este colectivo artístico que dentro del movimiento del rock nos permitió experimentar con nuevas formas musicales, además de haber iniciado el movimiento de músicos independientes y la autogestión en la Argentina.

Se viven tiempos convulsionados en lo social, en lo político ¿qué significa el arte, cuál es la energía de la música, en una época de tal conflictividad?

Verónica: -En medio de lo que nos toca vivir, el arte y la música ayudan a que la esperanza se nutra y se sostenga, por eso es tan importante el tocar en vivo y el encuentro con la gente cara a cara.

Liliana: -La música, el arte, el canto, la expresión toda como su misma palabra lo dice es sacar de la prisión aquello que quiere liberarse. Pero no sólo eso: en estos tiempos donde el sentido común y el respeto por cosas elementales está completamente trasgredido, este espacio que todos podemos generar desde nuestro río creativo es un modo de vivir y sobrevivir parado en lo mejor de uno mismo, porque no es aislamiento sino conexión lo que genera la sensibilidad abierta a dar y recibir señales de nuestra luz. Cambio del bueno, intercambio, intersecciones posibles que nos ayudar a seguir creando nuestro tejido colectivo.

Músicos Independientes Asociados marcó un rumbo en la forma de hacer música, de difundirla, de protegerla ¿Cómo ven a la distancia aquella experiencia?

Verónica: -Nos marcó y sigue siendo nuestra manera de hacer, es presente somos artistas independientes.

Liliana: -El disco lo produjimos nosotras y lo edita el sello Ciclo 3, el mismo que fundamos en tiempos de MIA. Justamente te decía que ese momento nos marcó a todos los que participamos, pero no sólo por el modo de comunicación con la gente, la autogestión y lo artesanal en todo lo que hacíamos, que fue muy importante y pionero de todo el movimiento independiente. Sobre todo siento que ese desprejuicio, esa falta de especulación sobre lo vendible, esa libertad que el rock de esos tiempos nos inoculó fue el mejor legado. Eran momentos en donde el movimiento de rock no se había estereotipado y se abría a expresiones genuinas de cualquier género. El rock folklórico o tanguero, el jazz-rock, el rock sinfónico, la bossa nova, el free-jazz, todo confluyó en ese tiempo para que abriéramos nuestra sensibilidad.

¿Qué tejen sus manos?

Verónica: -El tejido de la vida, invisible e intangible se asoma de manera simbólica en los tejidos de nuestras voces y en los tejidos de nuestras manos, a través de los puntos y tramas de los colores y las texturas de las lanas.  Tejemos porque nos fluye casi como una meditación unida al canto desde hace años; es algo simple que por lo general hacemos las mujeres, la diferencia es hacerlo en un escenario.

Liliana: -Esa metáfora del tejido se fue quedando para siempre... Nuestras manos tejen cada punto y cada contrapunto, uno a la vez, como el paso a paso con que caminamos la vida. Puro presente, aunque después de tanto tiempo y al ver el tejido de tantos años largo y tendido, pudimos tomar una distancia que nos acerca cada vez más.


 
+Entrevistas

Liliana Vitale y Verónica Condomí
Elementales

Sábado 9 de septiembre - 21hs
Sala Caras y Caretas 2037 / Buenos Aires
Sarmiento 2037 - CABA - (011) 5354-6613 | salacarasycaretas2037@gmail.com

archivo títulos quienes somos media kit enviá tus gacetillas
seguinos
Los comentarios en las notas y/o coberturas realizadas en este sitio son de excusiva responsabilidad de quien los firma
info@boletinfolklore.com.ar /www.boletinfolklore.com.ar | ©Boletin Folklore - Derechos Reservados 1997
Dirección Pao De Senzi direccion@boletinfolklore.com.ar