EL RECOMENDADO CRONICAS EN VIVO ENTREVISTAS 5 PREGUNTAS A ... COMENTARIOS DE DISCOS AGENDA
 
Alfredo Piro
"Si vemos muchas sombras, la luz por algún lado tiene que estar encendida" 
El intérprete presenta este fin de semana su flamante disco #SerVivo, grabado en el CAFF. La cita es justamente allí el viernes 11 a partir de las 22 horas
 
Foto: Prensa
por Gustavo Grosso 08.05.2018

Es hijo de Susana Rinaldi y Osvaldo Piro: lo suyo fue para el lado de la música, por elección y acaso también por los sonidos que le quedaron guardados desde niño. Merodeó el rock nacional, se asomó a la música de Alfredo Zitarrosa y se quedó cantando tangos. "#SerVivo es un testimonio de música en movimiento. Vibra y se mueve en directo. Es una fotografía auditiva del aquí y el ahora. El presente de mi música latente. Es estar por delante de los imprevistos. Es nuestro signo de los tiempos", dice acerca de su flamante disco éste cantor de pura cepa.

Estás presentando #SerVivo, tu flamante trabajo discográfico grabado en vivo en el Club Atlético Fernández Fierro ¿Qué recorrido hace este disco? ¿Por qué el desafío de una grabación en vivo?

Alfredo Piro: -El recorrido es elocuente por sí mismo de acuerdo a los temas elegidos para el concierto y puntualmente en la selección de cada una de las canciones que quedaron registradas en el disco. La particularidad del desglose se da desde el comienzo. Comenzar por lo nuevo: "Extraños Amantes", un tema propio que nunca grabé anteriormente. Es por lo general raro que un disco en vivo contenga temas nuevos. En este caso no sólo presento un tema inédito, sino que aprovecho el contexto del "vivo" para grabar temas de otros autores que desde hace tiempo vengo cantando y que por una u otra cuestión nunca había grabado anteriormente.
Como todo disco en vivo, podría ser considerado un disco de síntesis artística. En este caso representa en sí mismo un desafío, dado que no soy muy fan de los discos grabados en directo. La pre producción de esta grabación fue encarada tal cual si fuera un disco de estudio. Seleccionar cada uno de los temas sin perder el criterio conceptual que encierra cada trabajo discográfico y no soslayar la objetividad que en definitiva es  concretar un disco y no sólo la mera muestra de la grabación de un concierto.

De la veintena de temas cantados esa noche hice una selección de quince. Por lo general sabemos que los discos "en vivo" surgen por consecuencia de una serie de presentaciones exitosas de equis artista o representan la justificación del regreso de tal o cual banda o cantante solista del género que fuere. En este caso tenía ganas de revisitar algunos temas propios, hacer versiones vestidas con un ropaje musical diferente. Es el caso de -por ejemplo- "Estrella de Bar". La lectura de la letra del tema tiene una impronta más honda que en su versión primaria (registrada en el disco "El Tiempo de los Necios"). Y en el caso de algunas canciones en particular tenía ganas de volver a grabarlas dado que fueron macerándose y madurando mucho mejor con el correr de los años: Eso yo lo noto en las versiones de "Cerca de mi" de The Cure o en el caso del tango "Nada".

Para la presentación volviste al CAFF, un lugar que marcó mucho tu carrera musical ¿Qué te significa ese escenario?

AP: -Varias razones son las determinantes en este caso. En primer lugar el disco se presenta en el mismo escenario donde fue concebido. Imposible -para mí- escapar de esa lógica. De alguna manera se cierra el círculo donde comenzó. En lo personal, me encantaría que hubiera más salas para actuar en Buenos Aires. Las hay pocas y muchas presentan condiciones poco afables para un músico independiente. Creo que hubo una jugada interesante por parte de los músicos y la gente que integra la cooperativa en la Fernández Fierro. Al principio abrieron su propio espacio y eso fue un verdadero faro a seguir. Muchas orquestas y bandas de tango imitaron ese propósito. Algunas con menor o mayor suerte. En determinado momento abrieron el juego y empezaron a convocar a otros artistas visitantes además de ellos jugar como locales. Y a partir de entonces es que creo que podemos hablar de cierto "movimiento" de artistas emergentes (en el tango y en sus bordes). Nadie se salva solo.

Se viven tiempos complejos en lo social, en lo económico. ¿Te afectan las diferencias de criterios en tu vida de músico profesional?

AP: -Es que -en tiempos de crisis- el hilo siempre se corta por lo más delgado, que es: el presupuesto para la cultura. Por lo general los gobiernos entienden al arte como actividades de mero entretenimiento social. No deducen que eso es por sobre todas las cosas un trabajo ni mucho menos una profesión. Nuestro país siempre tuvo representatividad mundial a través de su propia cultura. Increíble es entonces que no se invierta más dinero en ello, si en definitiva es lo que genera no solamente un reconocimiento universal si no, sobre todo, un ingreso importantísimo de dinero (a través del consumo, a través del turismo que es generado por el reconocimiento de la cultura argentina...). Cada vez que se deducen presupuestos que tienen que ver con alguna "consumación artística", sea una película, sea un festival, sea el cachet de un artista popular,  se lo contrasta con la falta de asistencia presupuestaria en salud y educación pública.
¿Qué tiene que ver una cosa con la otra? El deterioro del Estado tiene que ver con la negligencia, la corrupción y la indiferencia de sus administradores, en este caso el propio gobierno. De todas maneras los artistas argentinos -y nosotros como pueblo- tenemos una capacidad para reinventarnos que es asombrosa. Renacemos de nuestras propias cenizas en tiempos de crisis. No es casual por ejemplo que toda una nueva generación del tango haya surgido en plena crisis a fines de la década del noventa y principios de la década del 2000. Hubo entonces una crisis general: económica, política y cultural. Y la cultura fue el único espacio en donde poder reconocernos para salir hacia adelante. Re aprender a saber quiénes somos. Creo que si vemos muchas sombras, la luz por algún lado tiene que estar encendida. 

Los años 80 fueron muy vertiginosos en lo musical, con mucha apertura tras el regreso de la democracia. Desde tu adolescencia ¿Cómo viviste ese tiempo?

AP: -Yo viví mi adolescencia en la segunda mitad de la década del 80. En un contexto político y social bastante convulsionado por asonadas militares e inestabilidad económica. La catarsis se daba (una vez más) dentro de la cultura. El Parakultural de la calle Venezuela, Medio Mundo Varieté, Caras Más Caras, Cemento, Palladium... Creo que más allá de las tendencias generales a nivel musical el desencanto de la primavera alfonsinista con las devaluaciones constantes y las leyes de "punto final" y "obediencia debida" terminaron de darle un carácter post punk porteño al rock argentino de entonces con grupos como Don Cornelio, Los Pillos, Sobrecaraga, Todos Tus Muertos... Después de bailar al son de "El régimen se acabó" con Soda Stereo o "Pensé que se trataba de cieguitos" con Los Twist, la ironía se tornó más densa. No es casual que haya ocurrido justamente a partir del año 85, juicio a las juntas militares mediante...

Sos el hijo de dos grandes artistas del tango, Susana Rinaldi y Osvaldo Piro ¿Qué tenés de cada uno de ellos cuando subís a cantar?

AP: -Los genes son innegables, pero me cuesta reconocer "que es lo que tengo de ellos" al momento de cantar. Apunto a ser lo más personal posible. Seguramente tendré más de alguna cosa que yo no veo y otros sí. Aprendí de ellos algunas cuestiones que son inherentes a la profesión, no al momento de ponerme a cantar sobre un escenario, pero sí cuando tengo que armar un método de trabajo frente a alguna presentación. Hay cierta obsesión que reconozco por estar en todos los detalles. Ensayar y estudiar mucho lo que voy a hacer. Antes de cantar tangos, mi vieja me aconsejó estudiar teatro. Hoy considero que fue fundamental  para mí aprender a reconocerme sobre un escenario. Saber si la luz te está iluminando bien de acuerdo a la puesta en escena elegida, aprender a proyectar la voz. Atender todos los parámetros estéticos en definitiva... 

Se viene el Mundial y todos somos DT ¿Con qué intérpretes armarías un seleccionado nacional de músicos?

AP: -A ver... Se me hace difícil mezclar a distintos músicos prevenientes de diferentes palos sin un criterio artístico unificador. Entonces a fin de ser expeditivo elijo un seleccionado de rock. Hay que salir a jugar con según quienes yo considero son los mejores "instrumentistas" que tenemos hoy en Argentina: Skay Beilinson en la primera guitarra, Richard Coleman en guitarra rítmica, Diego Arnedo en bajo eléctrico, Andrea Álvarez en la batería, Tweety González en los teclados y programaciones y Leo García y Marilina Bertoldi en las voces.

Vas del rock al tango, pasando por Cambalache a Soda Stereo ¿Se puede decir que la música es una sola?

AP: -Por suerte no. Se pueden escuchar diferentes músicas, así como hacerlas. Y ningún género requiere de una afiliación excluyente o conservadora. Se puede decir que la música popular es la voz de un pueblo a través de su cultura. Entonces no hay fronteras de género. El estilo es el artista, más allá del género musical que ese artista cante. ¿Mercedes Sosa dejo de ser ella alguna vez, tanto cuando eligió cantar algún tango, o después canciones de Charly García, y antes a Silvio Rodriguez o el repertorio del nuevo cancionero de Armando Tejada Gómez?

Dicen por ahí que existe otro mundo, pero habita en éste ¿Cómo es el mundo de Alfredo Piro?

AP: -Un mundo de sensaciones... musicales.

 

 
+Entrevistas

Presentación de #Servivo:
Viernes 11 de Mayo, 22 hs
Club Atlético Fernández Fierro (CAFF): Sánchez de Bustamante 772, C.A.B.A.
Junto a: Federico Ghazarossian en contrabajo Juan C Marioni en guitarra eléctrica y coros Gaston Carlos en batería  
Carlos Filipo en dirección musical y 1ª guitarra y artistas invitados.
Entradas en venta próximamente a través de TicketHoy.com

#SERVIVO–el octavo disco en la carrera de Alfredo- atesora y marca su recorrido con una formación de banda de más de cinco años, y reúne temas nuevos tales como “Extraños Amantes” (primer video y corte de difusión); otras composiciones propias presentadas en nuevas y diferentes versiones: “Estrella De Bar” (segundo video y corte de difusión), “Domesticación Social” y “Esposo De Arena”; versiones inéditas, tocadas mucho en directo y nunca antes grabadas en estudio: “Polvos De Una Relación” (Virus), “Cuando Pase El Temblor” (Soda Stereo) y “Héroes Anónimos” (Metrópoli), y canciones con invitados de lujo, como Miguel Zavaleta (en “Amanece En La Ruta”) y Pablo Marchetti (en “Ropa Sucia”). Por supuesto que no falta la afiliación tanguera teñida de otras influencias: “Cambalache” (en tiempo de reggae) y “Nada” (transfigurada como una balada de rock) dan cuenta de eso.

#SERVIVOes el armado de todas las piezas del mapa musical de Alfredo: el intérprete de tango que canta rock y tracciona a “Close to me” (el cover de The Cure – con una pequeña cita a Zitarrosa) en clave de candombe. Es el autor y compositor que revisita mediante una nueva lectura su propia obra con la intención y el desafío de no repetirse. Si su disco anterior “Canciones Usadas” encerraba un concepto musicalmente austero y acústico, #SerVivo electrifica esas mismas canciones arriba de un escenario con una banda de tres guitarras, contrabajo eléctrico y batería (tal lo demuestra en “Ana No Duerme”, “Habitantes” y “Porque Hoy Nací”, que completan el álbum).


archivo títulos quienes somos media kit enviá tus gacetillas
seguinos
Los comentarios en las notas y/o coberturas realizadas en este sitio son de excusiva responsabilidad de quien los firma
info@boletinfolklore.com.ar /www.boletinfolklore.com.ar | ©Boletin Folklore - Derechos Reservados 1997
Dirección Pao De Senzi direccion@boletinfolklore.com.ar