EL RECOMENDADO CRONICAS EN VIVO ENTREVISTAS 5 PREGUNTAS A ... COMENTARIOS DE DISCOS AGENDA
 
Betiana Charny
"Me ilumina el saber que hay cada vez más pibas y pibes derribando mandatos"
La artista y productora rosarina presenta su segundo disco este jueves 26 de abril, en el espacio porteño Hasta Trilce. Antes, conversó con Gustavo Grosso para el Boletín
 
Foto: Prensa
por Gustavo Grosso 23.04.2018

"Cuando una artista canta idóneamente, y también dice, y trasunta compromiso emocional e ideológico, y busca la mejor canción sin concesiones, y pone en valor las canciones de quienes considera creadores también sin concesiones, esa artista está honrando el arte.  Eso representa, a mi modo de ver, Betiana Charny. Por eso la queremos y damos la bienvenida a su disco", dice Juan Falú, hablando de La canción quiere, el flamante registro discográfico de Betiana, cantante, docente y gestora cultural nacida en la ciudad de Rosario.

El propio Falú, Chiqui Ledesma, Milagros Caliva, Nico Rallis, Camila Warner y Patricia Villanova participaron de la grabación de un trabajo que reúne obras de raíz folclórica, en su mayoría poco difundidas o inéditas de compositores argentinos actuales (Sandra Amaya, José Luis Aguirre, Juan Falú, entre otros), a excepción de la milonga que da título al álbum del uruguayo Alfredo Zitarrosa.  La banda que acompaña a Betiana está compuesta por Manu Navarro en guitarra, Candelaria Quiñones en piano y Jorge Bisso en percusión. 

¿Cómo le diste forma a la lista de canciones que integran tu flamante disco La Canción Quiere?

Betiana Charny : -El título ya lo tenía casi meses después de sacar el primer disco, esa milonga de Alfredo me atraviesa cada vez que la escucho y la canto, y sentí que tenía un guiño con el trabajo anterior que de algún modo también surge de la voz de este gigante uruguayo; pero además, después de haber estado un tiempo viviendo en Buenos Aires, algo de eso me llamó a reparar en la palabra “canción” (la cuestión de las formas siempre me interpeló ya sea por la necesidad de romperlas, o lo difícil de salirme de ellas) ya que en los últimos años me dediqué mucho a escuchar, conocer y buscar compositores y músicas nuevas de autores argentinos. El hecho de producir conciertos con colegas, ciclos, viajes y encuentros fueron generando un intercambio y una nutrición enorme con respecto a la “actualidad” de este campo que llamamos música popular independiente y me encontré con que más allá de los géneros tradicionales del folclore (me refiero a los coreográficos) muchos de estos compositores admirados incorporaban esa “libertad” que da el formato de canción, sin que ello haga que se alejen de la conexión con la raíz. Así muchas músicas que me venían dando vueltas desde hacía muchísimo tiempo, se juntaron con otras que aparecieron casi al último, y de algún modo “entendí” mi propia lógica de agruparlas, sintiendo que había un sentido: Un disco, que a excepción de la milonga de Alfredo, es de canciones de compositores argentinos actuales que provienen o transitan el género de raíz folclórica, y no siempre reproducen sus formas, un disco que además relata temáticas relacionadas con la historia de nuestros pueblos, la memoria, las búsquedas y contradicciones que nos habitan tanto ayer como hoy.

Aparecen en tu disco Juan Falú, Chiqui Ledesma, Nico Rallis, muchos músicos... ¿Se viene una presentación en Hasta Trilce con muchos invitados?

Betiana: -La presentación en Hasta Trilce cuenta con la participación de todos los que grabaron el disco, lo cual me pone muy feliz, porque tendremos la oportunidad de que suene en vivo lo que reflejamos en la grabación.

Venís de Rosario, una ciudad que constantemente aporta cultura en todas sus formas ¿Cómo fue tu formación musical? ¿Por qué elegiste este rumbo para tu vida artística?

Betiana: -Creo que los rumbos se eligen pero no siempre somos conscientes de esas decisiones, con lo cual, no sé muy bien por qué elegí este rumbo, sí sé que mi ecléctico recorrido que va desde la música vocal renacentista hasta el rock y la electrónica, me fue trayendo hacia acá: Rosario es un flash, ahí pasa de todo y hay un nivel de músicos y puestas que merecerían estar en todas partes, tuve la suerte de vivir 13 años allá y de conocer trabajos y colegas que abrieron mi cabeza y la escucha de un modo enorme; tanto en los años de la universidad, estudiando composición y dirección coral como en las guitarreadas y las bandas en las que participé, los antros y los teatros en donde tuve la posibilidad de cantar  o de ir y así escuchar y dar con la obra tanto de maestros emblemáticos como de grupos y solistas  que quizás aquí no se conocen pero que se han vuelto trascendentales en mi camino.

¿Qué músicas escuchabas en tu infancia? ¿Te siguieron acompañando esas melodías?

Betiana: -Algunas por suerte no! (no voy a negar el consumo a escondidas de mis viejos que sabiamente me lo censuraban, de cosas como los productos de Cris Morena; lamentablemente los 90 nos hicieron daño). Pero también por suerte hubieron ciertas cosas  que siguen siempre, como unos  casettes que tenía mi viejo con Los “grandes éxitos” de Zitarrosa, Eduardo Falú y los de Cafrune; muchísimas obras de música académica (creo que puedo solfear el primer movimiento de la quinta sinfonía de Mahler de memoria), y mi primer cd que me lo regaló mi tío (yo esperaba ansiosa ponerme los auriculares y pasaba horas escuchándolo sin entender nada de todo lo que ahí se decía pero la re gozaba) que fue “el amor después del amor” (todo eso mezclado, qué va a ser..)

En tu disco aparecen canciones de Topo Encinar, de Mariana Kesselman, de Alfredo Zitarrosa entre otros grandes autores ¿Quiénes son tus referentes musicales? ¿Qué músicas escuchás?

Betiana: -La música que escucho hoy (en esta etapa de mi vida) ¡no tiene nada que ver con lo que grabé! con esto quiero decir que depende qué momento esté, te puedo llegar a cambiar radicalmente la respuesta. Hoy escucho muchísimo a Residente, Sara Hebe, Anita Tijoux (sí ando hip hopera..), Björk y el Príncipe Pena siempre, los Chancho a Cuerda que sacaron disco nuevo, Sig Ragga y el trabajo que hicieron Los Palmeras con la sinfónica de Santa Fe que me parece alucinante. Juan Falú y la Chiqui Ledesma son sin dudas dos de mis más grandes referentes musicales de “mi palo”, por eso celebro haberlos conocido y trabajado con ellos, y todo lo que aprendí de sus historias y sus obras que van muchísimo más allá de su rol de músicos, sino que abarcan un compromiso con la sociedad que todos deberíamos tomar.

Sos docente en música y gestora cultural, además de cantante ¿Qué aprendés cuando enseñás? ¿Qué te ilusiona de promover cultura?

Betiana: -Aprendo que el otro es siempre diferente, con un montón de inscripciones particulares, aprendo que ese otro a veces, se nos vuelve incomprensible y nos invita a flexibilizar y ampliar la escucha si de verdad queremos construir un vínculo. Eso en la música, el movimiento o en un posicionamiento político.

La cultura podría entenderse como una construcción colectiva que nos invita a pensar y sentir sobre nuestra identidad. 

Betiana: -Así como la postura corporal, no creo que la identidad sea algo rígido que sostener a costa de esfuerzos y dolores, esa respuesta y esa posición pueden aparentar estatismo pero están en constante diálogo con las fuerzas que nos atraviesan y sostienen; la identidad y la postura corporal son conceptos dinámicos, móviles y en desarrollo constante que tienen base en la estructura que nos contiene, por eso ambas deben alimentarse y revisarse constantemente. Enseñar a aprender -que es a lo que me dedico, pedagogía somática- y difundir las músicas que nos llevan a pensar y sentir son el único camino que encuentro ante la anestesia que intentan imponernos desde los aparatos de los estados con sus medios hegemónicos, desde el consumo permanente hasta el veneno de nuestro alimento y el ambiente. Nos queda como especie trabajar mucho sobre la coherencia entre las posturas y las vivencias, sin embargo más que ilusionarme me ilumina el saber que hay cada vez más pibas y pibes deconstruyendo paradigmas, derribando mandatos, haciéndose preguntas, experimentando otros caminos, y también aprendo de eso. Creo que ese es el motivo por el cual siempre sigo, contra viento y marea.

¿Qué quiere la canción?

Betiana: -Empatía. Y conciencia de vida. No habrá transformación posible si no comenzamos a practicarla. Están matando gente en todos lados, y no es necesario ir al espantoso ejemplo de esta guerra, en nuestro propio país el hambre está haciendo estragos, y el hambre de poder más aún, minando los campos de glifosato, endeudando a generaciones enteras a recibir las consecuencias de  bonos y presiones financieras insalvables y del veneno que quedará mucho tiempo en el suelo y el agua. La vida es finita. Ojalá nuestros “representantes” se acuerden de eso, de que ellos también están de paso, y que no  pueden rematar la vida con esa impunidad con la que se manejan. Ojalá la canción nos conecte con la posibilidad de sentir, de volver hacia adentro y encontrarnos con esa otra arista que también podemos ser. Ojalá podamos volver a confiar, a encontrarnos, a desandar el materialismo que nos obtura la humanidad y a construir un mundo “donde quepan muchos mundos”

 

 
+Entrevistas

Betiana Charny
presenta La Canción Quiere

Jueves 26 de abril - 21 hs
Maza 177 - Almagro - CABA
Entradas anticipadas $170 / en puerta $200
www.hastatrilce.com.ar

Betiana Charny “La Canción Quiere” (2018 - independiente)



Chaplines Asesinos (Topo Encinar)
Cielo de Darwin (Mariana Kesselman)
La Canción Quiere (Alfredo Zitarrosa)
La vieja pesadora (Diego Marioni)
Llevo un canto (Juan Falú) con Juan Falú
Río (José Luis Aguirre)
Soy de la Villa (Oscar Simiani) con Milagros Caliva
De a poquito quiero amarte (Luciana Jury - Carlos Delgado)
Lino y ausencia (Gustavo Keohe / Manu Navarro) con Chiqui Ledesma
Patay (Sandra Amaya)
Nada menos (Mariano Barrionuevo)
Y qué? (Nicolás Rallis) con Nicolás Rallis, Camila Warner, Patricia Villanova

Betiana Charny: voz
Manu Navarro: guitarra.
Candelaria Quiñones: piano.
Jorge "Pacho" Bisso: percusión.

Invitados: Juan Falú - guitarra en 5, Milagros Caliva - acordeón en 7, María de los Ángeles "Chiqui" Ledesma - voz en 9, Nicolás Rallis, Camila Warner, Patricia Villanova - voces en 12

Ficha técnica

Grabado entre julio y octubre de 2017  por Nahuel Giganti ( para Estudios Cosentino) Alejandro Renzulli (para Estudio El brote) y Martín Telechanski (para “Discos artesanales de El Bolsón”)
Edición, Mezcla y Masterización: Martín Telechanski
Fotografía: Melania Caminos
Diseño Gráfico: Denise y Natalia Vera Pinto para “A la Vera”
Productor fonográfico: Betiana Charny
Producción artística: “Los Charnos” (Manu Navarro, Candelaria Quiñones, Jorge "Pacho" Bisso y Betiana Charny)

Hacé click para escuchar

 
archivo títulos quienes somos media kit enviá tus gacetillas
seguinos
Los comentarios en las notas y/o coberturas realizadas en este sitio son de excusiva responsabilidad de quien los firma
info@boletinfolklore.com.ar /www.boletinfolklore.com.ar | ©Boletin Folklore - Derechos Reservados 1997
Dirección Pao De Senzi direccion@boletinfolklore.com.ar