EL RECOMENDADO CRONICAS EN VIVO ENTREVISTAS 5 PREGUNTAS A ... COMENTARIOS DE DISCOS AGENDA
 
 

Juan Iñaki
"Busco caminar en todo momento en dirección de la belleza y su multiplicidad"

El cantante, compositor y arreglador cordobés presenta su nuevo disco Aquí y Ahora el viernes 20 de abril en la Sala Caras y Caretas de la ciudad de Buenos Aires

Foto: Prensa
por Gustavo Grosso 18.04.2018

Aquí y Ahora es el sexto álbum de la larga trayectoria de Juan Iñaki. Cuenta con la participación de músicos invitados, desde Lila Downs y Los Caligaris hasta el vasco Kepa Junkera, pasando por Lito Vitale, Bicho Díaz y la cantante española Carmen París, por citar algunos. La placa reúne en su mayoría obras propias, a la par de temas de Fito Páez, Jorge Fandermole y Ramiro González, entre otros autores. "Presente perfecto, celebración del instante, intención de habitar el momento único e irrepetible que vivimos. Conciencia de lo que queremos ser y de dónde queremos serlo. La historia de nuestras vidas, la de nuestros abuelos, nuestros compromisos, lo que nos importa, lo que nos revela, nos orienta y nos acerca a un atisbo, apenas, de respuesta. Toda esa información, se sella, se cierra, se unifica en el amor, misterio cotidiano fundamental que tanto confunde como acerca al entendimiento más plural de las cosas", dice el músico cordobés.

En tu flamante disco participan desde Lila Downs a Los Caligaris, incorporás temas de Fander, de Fito.... ¿Qué caminos recorriste hasta darle forma a Aquí y Ahora? ¿Qué buscás contar en este trabajo musical? 

Juan Iñaki: -Este disco, como todo hecho artístico, es una foto de un tiempo específico. La presencia de tantos amigos de otros lugares tiene que ver con los viajes al exterior, pero también el Encuentro de San Antonio en Córdoba, con el carnaval de Humahuaca. Gran parte del movimiento tiene que ver con el deseo: el lugar en el que uno quiere estar. El "como"... es algo que no se puede manipular. Gran parte de esta foto tiene que ver con el misterio de "como se dan las cosas" que uno desea, como llegan del lugar más inesperado. Su hechura me agarró en un tiempo de profundo cambio personal, un viraje. El disco no suena a nada que haya hecho antes. Hay ahí una situación espejada.

Se viene la presentación del disco ¿Qué tenés pensado para esa noche?

JI: -Será presentado con casi la misma banda con la que fue grabado, más algunos invitados sorpresa. Desandaremos el repertorio del disco entero y traeremos algunas canciones de discos anteriores al sonido de esta banda, sostenida más por guitarras acústicas y eléctricas que por el sonido criollo o jazz, y que venía conservando en proyectos anteriores. Mi deseo es que estimule. Este disco discurre entre la festividad popular, lo colectivo, el poder de vibrar en masa, pero también tiene una contracara de desgarro, de intimidad, he necesitado cantarle al amor de la manera profunda y desprejuiciada posible. Mi intención es que esa paleta de emociones esté en la escena y lleve a la gente a experimentar lo mismo

¿Cuáles son los sonidos musicales que recordás de tu infancia? ¿Cómo llegó a tu vida la música?

JI: -Por parte de mi madre y mi abuelo, recuerdo la música folklórica, los cassettes de Suna Rocha y Raul Carnota, los de Mercedes Sosa. Por parte de mi papá, el jazz y la música internacional. Tuvieron ellos varios puntos de encuentros, en lo que a la música respecta: Silvio Rodriguez, Serrat... pero el más potente, el que más me marcó fue la música brasilera. La primera colección de discos que hubo en casa fue una que traía la revista "Brasil". Así conocí a mis referencias más importantes: Caetano, Chico, Milton, Maria Bethania, Elis Regina. También recuerdo los discos de Vinicius y Toquinho..., sonaban arriba del auto infinidades de veces en los viajes familiares para hartazgo de mis hermanas, aunque yo me los sabía de memoria y los disfrutaba enormemente. 

Sos dueño de una gran formación musical, interpretás músicas que juegan con diversos estilos ¿Cómo comenzaste tu camino musical y por qué elegiste ser músico?

JI: -Mi mamá estudió canto en una época. A fin de año, la profe hacía una audición a fin de año y ahí le escuché cantar "Zamba del laurel". Tenía 10 años y me atravesó de punta a punta su voz, esa música y esa poesía tan magnífica. Mi viejo estaba sentado al lado y le dije "papá, quiero cantar". Comencé a estudiar con la misma profe y a fin de año me tocó subir a la misma audición. Recuerdo ese escenario como el primero, el más rotundo. Ahí supe que esa era mi vida. De allí surgieron invitaciones de un grupo folklórico llamado "Los catamarqueños" a cantar dos o tres canciones en sus shows. Una cosa fue llevando a la otra, todo empezó a tomar un tinte más serio... hicimos un primer disco y así se echó a rodar profesionalmente este camino, aún siendo niño. Hasta ahí todo se circunscribía al mundo folklórico. A los 18 años llegó la lírica a mi vida, ingresé a la Licenciatura en composición de la Universidad Nacional, el amor por el jazz. Mi mapa musical se expandió de una manera tremendamente estimulante

Se viven tiempos complejos en lo social, en lo económico ¿Cómo te atraviesa la llamada grieta, la marcada diferencia de criterios con la que se convive a diario?

JI: -Siento una profunda crisis representativa. Un profundo descreimiento por la clase política. Pero amo la política. Me encanta debatir. Encuentro angustiante la famosa grieta. Trato de informarme como puedo, pero también esto me frustra. Me siento políticamente responsable de activar. Trabajo en un proyecto en una de las villas más violentas de Córdoba con un grupo de amigos, aprendo más de lo que puedo ofrecer como conocimiento. Me comprometo con causas, no con partidos ni representantes (aunque a la hora de votar tomo postura, aún no sintiéndome representado), salgo a la calle por lo que considero que fueron conquistas que corren peligro y hay que defender. Marcho, canto si sirve mi canto, hablo si sirve que hable (los escenarios en las marchas también son espacios muy manipulados, lo cual también me pone en jaque), sino asisto a las marchas caminando la calle. Creo en lo colectivo, me acerco a mis compañeros artistas, tejemos proyectos juntos. Estas son las cosas que siento que puedo hacer ante la adversa, aterradora e innegable situación que vivimos.

¿Considerás que existen procesos de renovación en la música popular argentina?

JI: -Considero que, lo que se está renovando fundamentalmente, es un modo de trabajo. Yo nací, vivo (y elijo vivir) en Córdoba. Allí existe un tejido creativo, dado por una serie de coincidencias: el lugar, el tiempo, la universidad que alberga jóvenes de todas partes del país. No todos los artistas nos conocemos, ni somos amigos, ni pensamos del mismo modo, pero existe una conciencia de pertenencia a ese movimiento que da unidad e impulso. De alguna manera, apostamos a que el reconocimiento sea al trabajo mancomunado más que a las individualidades. Eso, al menos a mí, me parece una renovación.

Dicen por ahí que existe otro mundo, pero habita en éste mundo ¿Cómo es el mundo que habita Juan Iñaki?

JI: -Me ha llevado tiempo (y una buena inversión en terapias varias) entender que soy responsable de mi mundo. Soy responsable de limpiarlo de toxicidades, de amueblarlo con lo que me gusta, con que haya buena música, buena comida, aromas agradables, del mismo modo que uno intenta hacer con su casa. Ese mundo, más o menos bello, confortable aún con crisis incluidas, convive con el mundo de afuera, tan bello como desagradable, tan luminoso como oscuro. Mi vida transcurre en la negociación eterna y sin solución de hacerlos convivir en equilibrio. La fusión entre ambos forma mi pensamiento, mi universo emotivo. Busco caminar en todo momento en dirección de la belleza y su multiplicidad, con premisas claras: La empatía siempre por el dolor ajeno y la conciencia de que no somos solos, aunque de nuestra individualidad, somos absolutamente responsables

.

 
+Entrevistas

Juan Iñaki presenta "Aquí y Ahora"
Viernes 20 de abril, 21 hs
Sala Caras y Caretas,
Sarmiento 2037, CABA

Redes sociales:
facebook.com/juaninakiartista
@JuanIniaki
instagram.com/juaninakioficial/
Canal de youtube

 
 

“Aquí y Ahora” Juan Iñaki (por Pao De Senzi)
Sobre un fondo negro, Juan Iñaki vuela con enormes alas entre reptiles, y árboles que brillan en amarillos, azules, rojos y naranjas. Es la tapa de Aquí y Ahora, su sexto disco, y esa imagen ya anticipa lo que hay dentro de este nuevo trabajo del cordobés cuya carrera musical a través de los años ha ido en crecimiento continuo, a paso tranquilo y con seguridad: un mundo donde todo puede suceder. Si la canción que da nombre al disco es “Un grito de guerra” como reza una de sus estrofas, entonces bien puede ser la síntesis de este nuevo trabajo de Iñaki. Una aplanadora en donde, a través de canciones propias y ajenas,  el artista cordobés propone un viaje musical magnífico.
Aquí y Ahora contiene 13 canciones, algunas inéditas del propio Juan Iñaki, clásicos contemporáneos, y otros que han nutrido la impronta de este Juan que creció de la raíz a la copa desde aquel sorprendente primer disco, hasta su actualidad, con nombre  y estilo propio.
Si bien la pieza fundamental del mundo Iñaki es su voz –una de las mejores de nuestra música popular- la otra parte reside en su costado creativo, que se vislumbró en aquel precioso Orgánico (editado en el 2014) y se afianza en  Aquí y Ahora, con canciones como “Abismo”, “Coplitas de corazones abiertos”, una auténtica y bella pieza norteña con Bicho Diaz en charango y Aruma (el ensamble de voces que creó el propio Iñaki )en coros,  “Cuando todo parecía florecer” (con la española Carmen Paris en la voz), “No podrán jamás callar mi voz” (con Los Calligaris)  y Aquí y Ahora co-compuesta junto a Mariana Pellegrino (una de las productoras del disco) con la voz de Lila Downs como compañía.
Hay clásicos del folklore trabajados con su sonido original, (como La Carbonera o La Jota Cordobesa), bellísimas versiones de temas preciosos  de Ramiro González  (Entre tu amor y mi amor), Mariana Pellegrino  (Abrazado al viento) y Duende Garnica (Aruricu abuela Adela), un tema de Fito Páez con Lito Vitale al piano (Las Cosas Tienen Movimiento) y un broche de oro que merece cerrar este disco: “Volver a los 17”, que incluye un fragmento del poema “Defensa de Violeta” de Nicanor Parra, dedicado a la autora de la canción. Participa el vasco Kepa Junquera como invitado.
El diseño es de la intuitiva Noe Gaillardou, diseñadora que se ha ganado un puesto más que merecido entre los artistas, porque entiende a la perfección cómo representar una idea de un proyecto musical y transmitir música a través de imágenes. La producción artística y musical es del propio Juan Iñaki junto a Mariana Pellegrino y Cecilia Fandiño, quienes han  encontrado el punto de reunión de un puñado de canciones que parecen haber estado buscando una voz para interpretarlas.
Para el final, es necesario mencionar que si bien hay muchas  y buenas versiones de la “Canción del Pinar”, de Jorge Fandermole, Aquí y Ahora incluye una de las mejores.

Más data del disco aquí

archivo títulos quienes somos media kit enviá tus gacetillas
seguinos
Los comentarios en las notas y/o coberturas realizadas en este sitio son de excusiva responsabilidad de quien los firma
info@boletinfolklore.com.ar /www.boletinfolklore.com.ar | ©Boletin Folklore - Derechos Reservados 1997
Dirección Pao De Senzi direccion@boletinfolklore.com.ar