PORTADA AGENDA DISCOS LIBROS ENTREVISTAS DE GIRA FESTIVALES CULTURA INFO GENERAL
 

Un canto Colectivo para homenajear a Raúl Carnota

+ festivales
comentá
Más Cosquín
Grilla
Peñas
Pre Cosquin
Un canto Colectivo para homenajear a Raúl Carnota
Fundamento y fiesta. Ese Cosquín de dos ríos
A partir de este sábado, una vez más Cosquín alza su voz
Encuentro de Poetas con la gente
En Cosquín, el Patio de la Pirincha, además de música tendrá todas estas actividades gratuitas, a partir del 8 de enero
Desde el mítico patio de la Pirincha convocan a intervenir bailando las calles de Cosquin
El sol del sur, la peña de Paola Bernal regresa a Cosquin, del 19 al 29 de enero en Sociedad Española

Sucedió el lunes 23 de enero en Cosquín, en el patio de la Pirincha. Una  selección de músicos y cantores convocados por la hija del compositor, recorrieron durante toda la noche su obra

Fotos: Carlos Paul amiune
Pao De Senzi, desde Cosquin 25.01.17
 

“Sólo luz, para andar y andar”. Con aquella frase de una de las últimas letras que escribiera Raúl Carnota, fue cerrando la noche, bajo el cielo estrellado de Cosquín, en el patio de la Pirincha. Un mar de voces acompañaba a Juan Quintero que ahora, sentado sobre el borde de la tarima-escenario, oficiaba de guía para entregar otro de los tantos momentos maravillosos de la noche del lunes 23 de enero. “Para andar y andar”, así como anduvo caminos el compositor fallecido en el 2014, esa noche se recorrieron cantando.

Convocados por Guadalupe –hija de Raúl y Suna Rocha-, y por el simple nombre del intérprete y compositor, la multitud de artistas que esperaba para subirse al pequeño escenario del patio techado por las ramas del frondoso árbol que lo cobija, se entremezclaba con los que desde temprano esperaban ver ese otro milagro de Cosquín, que no surge de un  slogan sino de los momentos únicos que suceden sin pauta previa, sin estructuras ni horarios, sólo por el hecho de encontrase con la música.

Por eso, la “memoria adentro” que convocaba era también esa memoria que quedaría en el patio cerca de las dos de la madrugada, cuando el tucumano (recién llegado de la Plaza mayor, adonde cantó con sus coterráneos Lucho hoyos, Claudio Sosa y Topo Encinar) comenzó a proponer esos temas que todos cantamos siempre y que cerraron el más profundo homenaje al artista.

El comienzo del recorrido por la obra de Raúl Carnota, estaba previsto a las 21, pero  comenzó casi dos horas después, luego de que el dúo Nuevo Cuyo abriera la noche del patio, fuera del homenaje, aunque creando un clima bello y comprometido que dejó a la gente lista para lo que vendría. Yani Lui, fue quien abrió la noche, cuya desprolijidad y demora de los cambios de cables e instrumentos también creó momentos mágicos: las miradas entre los artistas, el silencio de la gente, Guadalupe recorriendo con su mirada cada uno de los ojos de los que se juntaron a escuchar esa obra  maravillosa, intensa y profunda. 

La larguísima lista de temas dio cuenta – y funcionó también como información para los que poco la conocen– de la completa y ecléctica obra del artista que nació en buenos Aires pero compuso  desde la tierra, mas allá de su origen. Yani arrancó con “Salamanqueando pa mí” y “Debajo de la Morera”; Geo Broggini y Jorge Reales “La de Lejos” y “Gatito e las penas” , además de una vieja chacarera de la catamarqueña Selva Gigena, fuera del cancionero de Carnota, algo que pasaría durante la noche: rendir homenaje al músico desde otras músicas que él también admiraba- ; Micaela Vita junto a Juan Saraco, por ejemplo interpretaron además de “Abriendo Caminos”, “Sarava”, una canción de su autoría que dice:  “A los cantores que ponen el pecho / para cambiar un mundo que está hecho”.

Mery Murúa cantó dos zambas que comienzan con la palabra soy, desde distintas épocas de Raúl –dijo-. Se refería a “Como Flor el Campo” y “Solo Luz” (que volvería a sonar en el cierre). La cordobesa también interpretó “El Arriero”, de Atahualpa Yupanqui

Un trio de riojanos que andan tras la huella de Carnota también ofrecieron sus canciones: Juan Arabel y Josho Gonzáles en música y voz y Ramiro González en recitado de poemas propios, más “Peaton diga no”, de Armando Tejada Gómez. Cerraron con ”Esencia de mi pueblo” y “Luna de Guitian”.

Juan Iñaki puso su voz a “Quiero gritar tu nombre” y “A mis amigos cantores”, y dedicó en el final una canción de cuna vasca, mirando hacia el cielo estrellado, que aparecía entre las hojas del árbol-techo del patio. La maravillosa Lidia Borda también quiso estar en ese pequeño escenario que en la noche parecía inmenso, cantando para Raúl.

Pasada la medianoche, llegaron los cordobeses del Presenta Trío con otra historia, llevada más allá del sonido original, cerca del rock. Con “La Aclaradora” y “La Sixto Violín”, y para el final, del cuchi Leguizamón “El carnavalito del duende”. Volverían más tarde para iniciar un segmento acústico, luego del cierre del homenaje.
El silencio regresó al escenario del patio y allí, desde la voz y la guitarra de Juan Quintero fueron surgiendo las canciones más recordadas. Ya sin los micrófonos,  tomó las riendas del homenaje para llevarlo hacia un final donde el canto colectivo trepó a las estrellas. “Chacarera del pensador”, “Memoria adentro” y “Grito Santiagueño”, fueron algunas de las canciones que coreó una multitud que trepaba por los pilares, los bancos y se afincaba hasta en la vereda de la casa de la Pirincha. Esa que tiene un patio donde una noche, volvió Raúl Carnota en las voces de esos cantores que andan y desandan su camino.

archivo títulos quienes somos media kit enviá tus gacetillas
seguinos
Los comentarios en las notas y/o coberturas realizadas en este sitio son de excusiva responsabilidad de quien los firma
info@boletinfolklore.com.ar /www.boletinfolklore.com.ar | ©Boletin Folklore - Derechos Reservados 1997
Dirección Pao De Senzi direccion@boletinfolklore.com.ar