¿Cómo se comprueba un sistema de energía eléctrica?

Al tomar una decisión sobre la construcción o renovación de un edificio residencial, un taller o una nave industrial, debemos asegurar el funcionamiento adecuado de las diversas redes y sistemas. 

Además de los sistemas de agua, calefacción y ventilación, entre los más importantes se encuentran los sistemas de alimentación de energía eléctrica, que suministran y distribuyen la energía eléctrica que es esencial para el funcionamiento de muchos dispositivos. Aprenda a comprobarlo correctamente.

¿Cómo se construye un sistema de energía eléctrica?

Un sistema de energía eléctrica es un sistema de distribución de bajo voltaje (corriente alterna de 1000 voltios y corriente continua de 1500 voltios). En el contexto de los sistemas de energía, a menudo mencionamos el cableado, pero es importante recordar que también incluye otros dispositivos que se conectan a él. 

Todo tipo de equipos de audio y vídeo y otros dispositivos domésticos, así como las computadoras, también forman parte del sistema de energía eléctrica.

Casi todos los sistemas de energía eléctrica consisten en los mismos elementos, y cualquier posible diferencia resulta de su propósito. La cuestión importante es cómo se alimentará un edificio determinado, lo que a menudo es determinado por la compañía de distribución de energía. 

Las instalaciones industriales suelen estar situadas en grandes complejos de edificios, por lo que reciben energía de unos pocos tableros de distribución situados en diversas partes de esos complejos. 

Las viviendas unifamiliares tienen un tablero de distribución y un contador eléctrico cada uno, normalmente situados uno al lado del otro, gracias a lo cual es mucho más fácil leer el contador y proporcionar una ayuda rápida (si, por ejemplo, sobrecargamos el sistema).

Otros componentes importantes son los cables de alimentación, que consisten en un conductor eléctrico, en la mayoría de los casos de cobre, y el aislamiento, que debe seleccionarse en función de las condiciones de trabajo de un determinado sistema de energía eléctrica. 

A menudo se da el caso de que los cables que son adecuados para los sistemas de alimentación de energía eléctrica residencial no serán suficientes en los edificios agrícolas o industriales.

El cableado en los sistemas de energía eléctrica

Un gran problema relacionado con la durabilidad de los sistemas de energía eléctrica son las condiciones ambientales, como la humedad, que pueden provocar cortocircuitos u otros fallos de funcionamiento. 

Por lo tanto, es muy importante elegir el cableado adecuado para un edificio específico o incluso una sola habitación. En las casas unifamiliares, también hay lugares con mayores niveles de humedad, por ejemplo, los baños. Aquí, recomendamos los cables HELUKABEL 371359 con aislamiento de PVC impermeable.

Además, los cables se caracterizan por un diámetro de conductor, cuyos diferentes valores se seleccionan en función de la tensión nominal o la capacidad de transporte de corriente. 

Los cables para sistemas de energía eléctrica con una capacidad de hasta 14 amperios suelen tener 1,5 mm2 de diámetro. Para los sistemas de alimentación de 19 amperios, los cables de 2,5 mm2 serán adecuados. 

Naturalmente, mucho depende del material con el que se haya fabricado el conductor -las cifras anteriores se aplican a los cables de cobre-.