Consejos de Servicio Community Manager para los responsables de las cuentas clave de las redes sociales

Servicio Community Manager

El principal reto es encontrar la forma de gestionar mejor las múltiples cuentas de redes sociales de varios clientes con un equipo reducido, al tiempo que se ofrece transparencia y claridad a los clientes. 

Además, el Servicio Community Manager se enfrenta a la difícil tarea de mantener la coordinación entre las actividades en las redes sociales de los miembros del equipo y de los clientes. 

Si todo el mundo publica al mismo tiempo sin seguir ciertas reglas y sin mantener un calendario actualizado, existe un alto riesgo de caos, que en última instancia conduce a campañas de marketing ineficaces.

¿Qué pueden hacer los ocupados responsables de cuentas clave para conseguir más con un número limitado de recursos? En otras palabras, ¿cómo pueden mejorar la gestión de su comunidad en las redes sociales?

Consejo 1: Organice mejor a su equipo. No tengas miedo de delegar.

Estar al tanto de todo el proceso no equivale a hacerlo todo uno mismo. Asegúrate de que todos los miembros del equipo conocen sus obligaciones en materia de marketing de contenidos, así como de gestión de la comunidad de medios sociales, y de que planifican y hacen un seguimiento de toda la actividad. 

No tengas miedo de delegar responsabilidades entre los miembros del equipo. A todas las personas les gusta sentirse a cargo de vez en cuando y esto mejorará la calidad de su trabajo.

Consejo 2: ¿Quién publica qué y cuándo?

En primer lugar, limite el número de cuentas clave asignadas a los miembros del equipo. El número de cuentas clave que puede gestionar una sola persona varía. El número ideal es 1. 

Debe ser consciente de que, a medida que aumenta el número de cuentas clave asignadas, se corre el riesgo de degradar la calidad del rendimiento de su equipo de Servicio Community Manager.

Consejo 3: Establezca categorías para sus publicaciones y recuerde cubrirlas con regularidad

Para mantener las cosas estructuradas y evitar cualquier omisión, puedes optar por organizar tus publicaciones en las redes sociales en categorías (por ejemplo: contenido promocional, contenido relacionado con el producto, contenido divertido, blog, etc.) y programar qué categoría se pone en línea y cuándo. 

Esto evitará que los miembros de su equipo se enreden entre una multitud de publicaciones similares sin saber cuándo sería un buen momento para publicarlas en sus canales de medios sociales. También le proporciona una vista de pájaro de todo el proceso, asegurándose de que ha cubierto todos los temas. 

Ver que tienes suficientes contenidos estructurados en categorías es un gran ahorro de tiempo y un alivio del estrés para ti, tu equipo y el cliente.

Consejo 4: No olvide involucrar a su cliente en el proceso

¿A quién hay que agradecer que esté en el negocio? Así es, a los clientes. Desempeñan un papel fundamental y por eso su satisfacción es de suma importancia.

Asegúrese de que los miembros del equipo estén en contacto con los clientes (por correo electrónico, Skype) en todo momento y utilice herramientas como un calendario compartido para proporcionar claridad y visibilidad sobre todo el proceso de gestión de contenidos y comunidades de medios sociales. 

Además, conviértelos en parte integrante de tu equipo y deja que se impliquen al 100%. De este modo, podrá recibir un feedback continuo y evitar esas situaciones en las que los miembros del equipo publican en los canales de medios sociales y el cliente no está nada contento con la publicación.

Consejo 5: Mantén una bandeja de entrada limpia y ordenada

¿Suena a misión imposible? Pues bien, cuando tu reputación depende de ello, debes encontrar la manera de conseguirlo revisando constantemente todas las conversaciones entrantes en todos tus canales de redes sociales. 

Responde a las preguntas, archiva los mensajes que no interesan/no requieren ninguna acción, elimina el spam u oculta los mensajes no deseados. 

El objetivo es disminuir el tiempo de reacción y conseguir una tasa cero de mensajes sin responder, no omitiendo nunca un comentario, una respuesta o un mensaje en tus canales de Social Media. Para un Servicio Community Manager la omisión es algo que no puede permitirse en la gestión de las redes sociales.